Foto: Especial
Luego de que la menor de cinco años envió un audio de WhatsApp explícito a su maestra de tercer año de kínder, la Procuraduría para Niños, Niñas y la Familia del Estado (Pronnif) separó a la niña y a su hermano de 8 años de sus padres para investigar

Luego de que la menor de cinco años envió un audio de WhatsApp explícito a su maestra de tercer año de kínder, la Procuraduría para Niños, Niñas y la Familia del Estado (Pronnif) separó a la niña y a su hermano de 8 años de sus padres para investigar.

Recordemos que en días pasados, en el municipio de San Buenaventura, en Coahuila, la menor, que asistía al Centro Preescolar Aureliano Esquivel, mandó un mensaje en el que le pedía a una docente tener relaciones íntimas.

Se informó que cuando los padres acudieron ante la Pronnif estos les señalaron que existía un asunto previo “al indagar, nos dimos cuenta que la niña fue reportada cuando fue sorprendida en el plantel practicándole sexo oral a otra niña y ni en ese caso hicieron nada”.