Identificado como Cherif Chekatt y nacido en Estrasburgo hace 29 años, el autor de la matanza de la capital alsaciana creen los investigadores, acabó radicalizándose tras pasar por prisión. Foto: AP
El secretario de Estado francés de Interior, Laurent Núñez, barajó la posibilidad de que el autor del ataque en Estrasburgo, en el que fueron asesinadas tres personas y otras 13 resultaron heridas, haya salido del país.

Identificado como Chérif Chekatt y nacido en Estrasburgo hace 29 años, el autor de la matanza de la capital alsaciana proviene, como en tantas ocasiones anteriores, del mundo de la delincuencia común, desde el que, creen los investigadores, acabó radicalizándose tras pasar por prisión.

Chérif Chekatt había sido condenado en 27 ocasiones por robos y actos violentos y había pasado dos veces por la cárcel en Francia, además de otras en Suiza y en Alemania, que lo expulsó en 2017 a Francia, que lo había reclamado.

Descrito como una persona discreta por sus vecinos del barrio de Neudorf, donde abundan las torres de viviendas de protección oficial, los testigos apuntan a que su carácter había cambiado en los últimos años.

Los investigadores atribuyen esa evolución a su radicalización tras un paso por la cárcel a finales de 2015, lo que había llevado a incluirle en el fichero de sospechosos por radicalización.

Para el "número dos" del Ministerio del Interior, Laurent Nuñez, su inclusión en ese fichero, en el que figuran unas 12,000 personas, no implicaba que planease cometer un ataque terrorista.

Esta fotografía sin fecha proporcionada por la policía francesa muestra a Cherif Chekatt, el sospechoso del tiroteo en Estrasburgo, Francia.

Hasta el atentado de anoche, en el que al menos dos personas murieron en el conocido mercado navideño de Estrasburgo, el más antiguo de Europa, Cherif Chekatt aparecía en los ficheros policiales como un delincuente común autor de robos y actos violentos.

Uno de ellos tuvo lugar en agosto pasado e incluía un intento de homicidio, lo que llevó a la gendarmería a lanzar ayer por la mañana una operación en la que fueron detenidos tres allegados suyos, pero a la que él escapó por no encontrarse en su domicilio.

En el registro del mismo aparecieron, según el fiscal antiterrorista, Rémi Heitz, una granada defensiva, un arma cargada, munición y cuatro cuchillos, dos de ellos de caza.

En dos ocasiones pasó por prisión, siendo condenado en ambos casos a dos años, la última a finales de 2015.

Según Nuñez, fue en ese momento cuando comenzó a mostrar una agresividad creciente y un proselitismo religioso que llevó a los servicios de espionaje a abrir una ficha S.

El "número dos" de Interior aseguró que en prisión comenzó a incitar a sus allegados a "practicar la religión de forma radical”.

Pero nunca se le pudo relacionar con hechos de carácter terrorista, al tiempo que, según los investigadores, nunca había tratado de viajar a Siria.

Vivía solo en el mismo barrio que sus padres, aunque en su caso en un edificio más modesto.

"El terrorismo ha golpeado de nuevo nuestro territorio, recordándonos de manera dramática que la amenaza sigue siendo bien real", dijo el fiscal antiterrorista, que destacó tanto el modo en el que actuó, incluido el hecho de que gritara "Alá es el más grande", como el perfil del sospechoso.

Tres ciudadanos trataron de detener al terrorista de Estrasburgo

Tres civiles trataron de detener al presunto terrorista de Estrasburgo poco antes de que anoche huyera del centro de la ciudad tras haber disparado a varias personas, lo que causo al menos dos fallecidos y 13 heridos, uno de ellos en muerte cerebral.

Según relató hoy el ministro del Interior, Christophe Castaner, uno de esos ciudadanos resultó herido con arma blanca por el supuesto autor del atentado.

Ocurrió poco después de que sobre las 19.45 (18.45 GMT) Chérif C. comenzara a "sembrar el terror" en las calles del centro de Estrasburgo, donde disparó a varias personas, indicó Castaner en una comparecencia en la Asamblea Nacional.

Entre las callejuelas por las que se desarrolla el mercado navideño más antiguo de Europa, el sospechoso disparó a varias personas, antes de encontrarse con esos tres paseantes que trataron de detenerlo.

"Eso es la ciudadanía, tratar de ser heroico en momentos excepcionales, son esos héroes cotidianos que contribuyen a la seguridad de todos", indicó Castaner.

Tras zafarse de ellos, Cherif Chekatt se dirigió a un taxi a cuyo conductor obligó a que le llevara al barrio de Neudorf, donde abandonó el vehículo y mantuvo dos tiroteos con policías, según el ministro.

Desde entonces está siendo buscado en medio de un fuerte dispositivo compuesto por 720 agentes, que tratan de dar con su paradero, señaló Castaner.

El ministro recordó que la gendarmería ya había tratado de arrestarle por la mañana de ayer en relación con un caso de delincuencia, no de terrorismo, y que había emitido un mandato de arresto al encontrar "ciertos elementos inquietantes" en el registro de su domicilio.

Poco antes, el fiscal antiterrorista, Rémi Heitz, había revelado que se halló una granada defensiva, un fusil cargado, munición y cuatro cuchillos, dos de ellos de caza.

Ante la polémica creciente por el hecho de que, pese a figurar en el fichero de radicales, sus intenciones no se hubiesen detectado, Castaner indicó que, hasta ahora, Cherif Chekatt solo había emitido "señales de radicalización", pero que su historial policial estaba exclusivamente vinculado a la delincuencia común.

Ciudadanos encienden velas y escriben mensajes hoy, 12 de diciembre de 2018, en el lugar donde falleció una de las víctimas en el atentado en Estrasburgo (Francia). Foto: EFE

El ministro describió una infancia difícil, un primer delito a los diez años, una primera condena a los 13 y "un comportamiento sistemáticamente marcado por la violencia”.

Agregó que desde hace meses las fuerzas de seguridad francesas se adaptan a este nuevo tipo de terrorismo "endógeno" al que también pertenecen los autores de otros atentados que han golpeado a Francia.

Para ello, reconoció, hace falta que los servicios de espionaje, que se verán reforzados con 1,900 agentes, trabajen más cerca del terreno y solicitó la colaboración de las administraciones locales. 

El autor del ataque de Estrasburgo podría haber salido de Francia

El secretario de Estado francés de Interior, Laurent Núñez, barajó hoy la posibilidad de que el autor del ataque de ayer en el mercado de Navidad de Estrasburgo, en el que fueron asesinadas tres personas y otras 13 resultaron heridas, haya salido del país en su huida.

"No se puede excluir", reconoció en una entrevista a la emisora de radio "France Inter" Núñez, que insistió en mostrarse "muy prudente" sobre la naturaleza terrorista de ese ataque, pese a que el autor, un hombre natural de Estrasburgo de 29 años, está fichado por radicalización islamista.

Estrasburgo está a orillas del río Rin, que sirve de frontera entre Francia y Alemania. En los puentes que atraviesan el río se han reforzado los controles por parte de las fuerzas del orden de los dos países. Francia elevó la pasada madrugada el nivel de alerta terrorista a "urgencia de atentado”.

El secretario de Estado hizo hincapié en que "la motivación terrorista del acto en este momento no se ha establecido", después de explicar que el sospechoso tenía antecedentes por delitos comunes, por los que había estado varias veces en la cárcel, pero no por delitos terroristas.

Fue en una de sus estancias en prisión cuando se detectó "una radicalización en la práctica religiosa, pero sin signos de un paso a la acción”.

"Nada permitía detectar un paso a la acción en su vida corriente", repitió antes de añadir que una "hipótesis entre otras" es que el ataque al mercado de Navidad lo hiciera en respuesta a la operación policial que ayer por la mañana se había organizado en su barrio de Neudorf, en el sur de Estrasburgo, para intentar detenerlo por su presunta implicación en una tentativa de homicidio por delincuencia común, no terrorista.

De hecho, Núñez precisó que en esa operación en la que no pudo ser arrestado, sí fueron detenidas cinco personas, pero siempre por hechos de delincuencia común.

Contó que el sospechoso estaba fichado por los servicios secretos por radicalización religiosa y estaba siendo objeto de "un seguimiento activo" desde su salida de la cárcel a finales de 2015.

El responsable de Interior subrayó que desde finales de 2013 las fuerzas del orden han frustrado 55 atentados y recordó que hay 20,000 personas fichadas como él en Francia, de las cuales 12.000 son objeto de seguimiento. 

El autor del atentado de Estrasburgo gritó "Alá es el más grande"

El autor del tiroteo que anoche causó dos muertos y dejó a otra persona en estado de muerte cerebral gritó "Allahu akbar" ("Alá es el más grande"), según los testimonios recogidos, indicó hoy el fiscal antiterrorista, Rémi Heitz.

El fiscal, quien aseguró que la mitad de los doce heridos están entre la vida y la muerte, agregó que el sospechoso fue herido por militares de la patrulla Sentinelle en su huida.

Se ha desplegado un gran dispositivo de búsqueda del fugitivo, incluidos registros en lugares que frecuentaba, que ha llevado a la detención de cuatro personas de su entorno, que continúan bajo arresto, dijo.

Heitz indicó que el autor de la matanza, que identificó como Cherif Chekatt y que nació en Estrasburgo hace 29 años, profirió proclamas islamistas durante su recorrido por las calles del centro de la capital alsaciana.

Con un arma automática y un cuchillo atacó a varios viandantes y, posteriormente, se enzarzó en un tiroteo con cuatro militares del dispositivo antiterrorista que patrullaban por la ciudad, que respondieron y le hirieron en un brazo.

Pero Cherif Chekatt logró escapar y tomó un taxi, y pidió que le condujera al barrio de Neudorf, sin especificar una dirección correcta.

En el camino, señaló el fiscal, el sospechoso, que iba dirigiendo al taxista, le confesó haber disparado y haber matado "a diez personas", al tiempo que justificó su acto.

También reveló al taxista que la policía había registrado esa misma mañana su domicilio y que había hallado en él una granada, lo que permitió a los investigadores identificarlo rápidamente.

Tras bajar del taxi se cruzó con un grupo de agentes de policía, con quienes mantuvo un tiroteo, aunque logró escapar y desde entonces está siendo buscado por la policía.

Heitz aseguró que Cherif Chekatt ha sido condenado 27 veces, la mayor parte de ellas en Francia, pero también en Alemania y en Suiza, siempre por robos y por actos violentos.

En varias ocasiones entró en prisión y fue ahí, según el fiscal, donde se produjo su radicalización islámica y donde comenzó a practicar un proselitismo religioso.

Actitudes que fueron detectadas por la administración penitenciaria, lo que llevó a su inclusión en el registro de sospechosos radicales y a vigilarlo.

Ciudadanos encienden velas y escriben mensajes hoy, 12 de diciembre de 2018, en el lugar donde falleció una de las víctimas en el atentado en Estrasburgo (Francia). Foto: EFE

Atacante de Estrasburgo fue expulsado de Alemania por delitos comunes

 

El presunto atacante de Estrasburgo (Francia) cumplió penas de cárcel por delitos comunes en Alemania, de donde fue expulsado a Francia en 2017, informa hoy el semanario alemán "Der Spiegel", en relación al tiroteo de ayer en esa ciudad francesa, que dejó tres muertos y trece heridos.

De acuerdo con ese medio, el atacante, al que identifica como Cherif Chekatt, tenía antecedentes penales tanto en Alemania como en Suiza y Francia, su país natal, aunque al parecer por delitos comunes tales como robos con fuerza.

En Francia había sido condenado a una pena dos años de cárcel, en 2008, a lo que siguió otra sentencia a un año y medio de prisión en Suiza y luego otra a dos años y tres meses en Alemania, por robar en una consulta médica y una farmacia.

Tras cumplir la condena en Alemania fue expulsado a Francia, el 27 de febrero de 2017, prosigue ese medio, según el cual las autoridades francesas habían emitido una orden internacional de detención.

Según "Der Spiegel", Cherif Chekatt no constaba en los archivos policiales alemanes como presunto radical peligroso, sino únicamente relacionado con delitos comunes. 

La policía alemana ha intensificado los controles en varios puntos fronterizos con Francia tras el atentado de ayer contra un mercado de Navidad de Estrasburgo y ha advertido de que su autor sigue huído.

"En relación con el atentado de Estrasburgo, el autor permanece huido. Continúan los controles en la frontera germano-francesa, por lo que pueden seguir registrándose tiempos de espera en los pasos fronterizos", advertía esta mañana la policía a través de su cuenta de Twitter. 

Los controles se están llevando a cabo también en el transporte público, lo que incluyó anoche asimismo la suspensión de la circulación del tranvía D, que cruza la frontera y que, en tanto, vuelve a circular, según los medios.

Por su parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores alemán actualizó hoy sus recomendaciones para las personas que quieran viajar a Francia.

"En la noche del 11 de diciembre de 2018 se perpetró un atentado contra el mercado navideño de Estrasburgo que dejó víctimas mortales y heridos. Se decretó el nivel máximo de alerta y se intensificaron los controles fronterizos. Se pide a los viajeros que sean especialmente prudentes y sigan necesariamente las indicaciones de las fuerzas de seguridad", puede leerse en la página del ministerio.