Queja. Guillermo denuncia abuso en el cobro de agua de sus últimos recibos. / Foto: Karla Guadarrama
Un ciudadano lanzó una petición para que Aguas de Saltillo (Agsal) lo convenza por estar conformada por personas honorables y comprometidas, ante el abuso en el cobro de sus últimos recibos

Un ciudadano lanzó una petición para que Aguas de Saltillo (Agsal) lo convenza por estar conformada por personas honorables y comprometidas, ante el abuso en el cobro de sus últimos recibos. 

El maestro Guillermo Rosales solía tener un gasto de agua de aproximadamente 3.94 metros cúbicos diarios, así lo tiene registrado en recibos que van desde el año pasado, pero los últimos 2 recibos que llegaron a su casa tuvieron una desproporción inexplicable. 

Aguas de Saltillo le habría subido el consumo en un mil 550 por ciento más, es decir, para que el maestro haya gastado la cantidad que la empresa le está demandando habría tenido que dejar las llaves del baño, regadera y fregadero abiertas durante todo el día por un lapso de 15 días, esto para que el consumo de 15 mil litros se justificara. 

Ante la nula respuesta, primero por parte del área de facturación y después del director de Aguas de Saltillo, Jordi Bosch Bragado, Guillermo Rosales realizó una solicitud por escrito argumentando con base en la Ley de Agsal la forma en que la empresa debería rendirle cuentas. 

De un mes a otro, el maestro pasó de pagar 80 pesos a que le exigieran pagos de 900 y 862 pesos en diferentes recibos. 

Ante su negativa para pagar los recibos durante dos meses, la empresa le cortó el agua a pesar que de acuerdo con su ley se indica que ésta acción se ejerce a partir de los tres meses de ausencia en el pago. 

Fue así como a pesar de utilizar las leyes de Aguas de Saltillo y actuando conforme al artículo 93 de la Ley, en el que se indica que el usuario puede presentar sus inconformidades para que éstas sean resueltas en un máximo de 15 días, esto no ha tenido efecto.