Foto: Macau Photo Agency
De ser la ciudad que registró los primeros casos de COVID-19, ahora Wuhan lleva cinco días sin presentar un nuevo contagio.
Wuhan, la zona donde se originó el coronavirus.

El COVID-19 es una pandemia que hasta el momento tiene más de 367 mil 457 contagios alrededor del mundo y ha causado cerca de 16 mil 113 fallecimientos. Pero, ¿de dónde surgió esta enfermedad declarada emergencia global por la Organización Mundial de la Salud (OMS)?. 

Comencemos por dejar claro lo que es el COVID-19. 

Este virus pertenece a la amplia familia de los coronavirus, patologías que afectan el sistema respiratorio y que pueden ir desde un resfriado común, hasta enfermedades más graves que generan severas complicaciones de salud e incluso la muerte. 

El COVID-19 fue reconocido por primera vez en Wuhan, capital de la provincia de Hubei, en China, el 31 de diciembre del 2019. Este nuevo coronavirus, determinado así porque es una cepa que no se había encontrado en el ser humano, es un síndrome respiratorio que se transmitió de forma zoonótica, es decir, de animales a personas. 

Según se sabe, por información de medios asiáticos, la primera persona con esta enfermedad habría sido un hombre de 55 años que vivía en la provincia de Hubei. Se cree que adquirió el virus a través de un animal salvaje, posiblemente un murciélago, pero también se piensa que otros animales como camellos y gatos pueden ser portadores de este virus. 

Los síntomas más frecuentes del nuevo coronavirus son fiebre, secreciones nasales, dolor de garganta, tos y, en los casos más graves, dificultad para respirar. 

Especialistas se dieron cuenta de que el COVID-19 tenía un alto grado de contagio cuando los casos y muertes en el epicentro del brote, Wuhan, se duplicaron cada dos días. 

A pesar de los esfuerzos de las autoridades asiáticas por contener el virus, en los días siguientes se comenzarona registrar los primeros casos fuera de la ciudad y posteriormente al resto del mundo. 

Aquí pueder ver el mapa en tiempo real con información de COVID-19.

El 11 de febrero del 2020 la OMS anunció el nombre oficial de esta enfermedad abreviada como COVID-19. El “CO” corresponde a “corona”, “VI” a “virus” y “D” a “disease” que significa enfermedad, y el 19 hace referencia al año de su aparición (2019).

Wuhan tomó medidas 

 

Atendiendo la emergencia santaria y comprendiendo la gravedad de la situación, el gobierno del país asiático desplegó medidas de aislamiento extremo que tuvieron efecto positivo para febrero. La expansión del virus fue más lenta y se logró contener el brote. 

Ya son cinco días (hasta el 23 de marzo) en los que no se ha registrado un nuevo caso de coronavirus en Wuhan, desde que el jueves pasado el Ministerio de Salud de China confirmó esta información. Esto se logró gracias a que las calles lucieron desoladas durante semanas, la población atendió las indicaciones de higiene y se cerraron las fronteras de la ciudad. 

De ser el epicentro de la pandemia, ahora Wuhan se convirtió en el claro ejemplo de cómo erradicar esta enfermedad de la que aún no se tiene vacuna ni tratamiento específico. Pero, que ya se demostró, se puede tener bajo control siguiendo medidas específicas. 

Adriana Armendáriz

Reportera de tendencias con experiencia en el ámbito deportivo. Ha tenido coberturas en Liga MX, Liga Mexicana de Beisbol y el Abierto de Tenis en Monterrey. Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad del Valle de México.