“Campaña de mentiras y desinformación” para justificar toma de la UDLAP: Rector

Nacional
/ 7 julio 2021

El rector de la UDLAP aseguró que las denuncias en su contra por supuesto lavado de dinero y administración fraudulenta forman parte de una “campaña de mentiras y desinformación” para justificar la toma de la institución

PUEBLA, Pue.- El rector de la Universidad de las Américas Puebla (UDLAP), Luis Ernesto Derbez Bautista, aseguró que las denuncias penales en su contra por supuesto lavado de dinero y administración fraudulenta forman parte de una “campaña de mentiras y desinformación” para justificar la toma de la institución.

En rueda de prensa virtual reconoció que es parte de una sociedad civil que formó en 2016 junto con otros directivos, llamada UDLAP Jenkins Graduate School, pero descartó que exista una irregularidad en los servicios que ésta presta a la universidad.

Mencionó, asimismo, que los socios capitalistas llevan el nombre de Consultoría en Instituciones de Educación Superior y Asesoría en Dirección de Instituciones Educativas.

En la primera, aceptó, son socios los vicerrectores Mónica Ruiz Herrera y Mario Vallejo Pérez, Administrativa y de Finanzas y Desarrollo Institucional, respectivamente, así como el director de Asuntos Jurídicos, Jesús Mijangos. En la segunda y tercera aparecen como representantes Virgilio Rincón Salas y Alejandro González Muñoz.

Derbez sostuvo que estas sociedades de las que forma parte son dueñas de siete programas académicos de posgrados y cuentan con Revoes (Reconocimiento de Validez Oficial) emitidos por la Secretaría de Educación Pública (SEP) y no reciben pago por parte de la UDLAP.

El rector descartó que esto se trate de una triangulación para desviar recursos de la UDLAP, como acusó el patronato que está en poder de las instalaciones, por lo que manifestó que esperará a ser notificado de las denuncias en su contra para defender su supuesta legalidad.

De igual manera, dijo que se mantiene como rector y confió que en breve vuelvan a tomar el control del campus, al resolverse los amparos que tienen presentados ante el Poder Judicial de la Federación.

En cuanto al presunto robo de documentos y computadoras, Derbez aseguró que la falta de algunos equipos en el plantel se deriva de los 15 meses que han tenido que hacer “home office” a causa de la pandemia, y las cajas que estaban sacando al momento que ingresó la policía –subrayó-- eran pertenencias de los académicos.

Insistió en que hay una confusión legal, pues se acusa a la Fundación UDLAP de las presuntas irregularidades que se cometieron en el seno de la Fundación Mary Street Jenkins por el desfalco de 720 millones de dólares, pese a que ambas son instituciones independientes y con patrimonio propio.

La confusión y desinformación llega a tal, dijo, que en las denuncias que anunció el nuevo patronato se incluye a Guillermo Jenkins Anstead y a Manuel Mestre, aunque ambos están muertos.

El rector rechazó buscar diálogo con el patronato que fue nombrado por la Junta para el Cuidado de Instituciones de Asistencia Privada, y más bien pidió tener un acercamiento con el gobernador Miguel Barbosa Huerta y con el secretario de Educación, Melitón Lozano.

En la rueda de prensa Derbez estuvo acompañado de Gilberto Marín Quintero, expresidente del Consejo Empresarial de la UDLAP; Ignacio Alarcón Rodríguez Pacheco, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE) de Puebla; y Ernesto Álvarez Tostado, consejero de la institución.

También estuvieron Cecilia Anaya Berrios, vicerrectora académica; María del Carmen Palafox Ramos, vicerrectora de Asuntos Estudiantiles; Miguel Ángel Méndez Rojas, profesor investigador del Departamento de Nanotecnología e Ingeniería Molecular; Gerardo Rodríguez Sánchez Lara, director académico de Relaciones Internacionales y Ciencia Política, y el presidente del Consejo Estudiantil de la UDLAP, Luis Fernando Rosas Ordaz.

Cuentas

El rector también informó que en las cuentas bancarias de la UDLAP había, antes de ser congeladas por las autoridades, un total de 695 millones de pesos, por lo que demandó que esos fondos se mantengan “íntegros”.

Explicó que este conflicto podría generar problemas financieros a la institución, pues en un plazo de 15 días están por vencer pagos como la nómina de empleados, proveedores, impuestos, seguridad social y contribuciones, por un monto de 56.5 millones de pesos, así como pagos por créditos contraídos que deben saldarse en los próximos 25 días.

“En virtud de que las cuentas bancarias de la UDLAP se están bloqueando, a partir de esta fecha no podríamos asumir la responsabilidad de las consecuencias financieras y legales en que incurra la institución por la falta de pago de sus obligaciones con empleados, proveedores y autoridades fiscales y de seguridad social, tanto federales, estales y municipales, ni de cualquier mal uso de los recursos financieros que se haga”, manifestó.

En el plano académico, aseguró que la toma de la UDLAP por elementos policíacos ya ha tenido consecuencias, pues esto ha llevado a que la Sacscoc (The Southern Association of Colleges and Schools Commission on Colleges), agencia acreditadora norteamericana, inicie una revisión de las credenciales de la universidad.

También mencionó que al menos 200 alumnos han desistido de inscribirse en el actual período escolar de verano.

Moreno Valle

En la rueda de prensa virtual mencionó que el fallecido gobernador Rafael Moreno Valle Rosas fue quien modificó la Ley de Instituciones de Asistencia Privada para el Estado, que abrió paso a que la Junta pueda hacer el cambio del patronato, como ocurre actualmente en la UDLAP.

“Por ahí se dice que él (Moreno Valle) nos apoyó; no, si con alguien tuvo verdaderos problemas como gobernador fue con él, yo tuve problemas verdaderos por este cambio de ley… Lo que pasa hoy es un mensaje de: 'cuidado para todas las fundaciones´”.

Diálogo

El empresario Gilberto Marín Quintero, dueño de grupo Alquimara, uno de los más acaudalados de Puebla, hizo un llamado al gobernador Miguel Barbosa Huerta para dialogar y resolver el conflicto, a fin de evitar dañar a la institución académica que, aseguró, es una de las más importantes del país.

Y preguntó: “¿Ustedes saben lo que le puede pasar a Puebla si la UDLAP sigue en este problema? ¿Queremos ver las calles llenas de estudiantes, en Casa Aguayo, y armar un desmadre? Sin duda se puede conseguir, ¿pero por qué no sentarnos a ver qué es lo que pasa?”.

Finalmente, el empresario manifestó que el conflicto podría incluso generar que otras fundaciones puedan salir de Puebla.