Te quedan artículos gratis este mes, para seguir leyendo...
Regístrate | Login

Amigos en las buenas y en las malas

Opinión
/ 19 octubre 2021

    En los últimos años, la psicología y la salud mental han ido desmintiendo mitos, estigmas y tabúes, cobrando importancia y aportando visibles beneficios al bienestar de las personas

    En los últimos años, la psicología y la salud mental han ido desmintiendo mitos, estigmas y tabúes, cobrando importancia y aportando visibles beneficios al bienestar de las personas y por ende, de comunidades y generaciones enteras. Así como cuidamos de nuestra salud física, estamos aprendiendo que debemos cuidar de nuestra salud mental y cada vez es más evidente que sin una, no se puede tener la otra. Gracias a la ciencia cada vez tenemos a nuestro alcance una mayor variedad de tratamientos, medicamentos y técnicas que nos brindan herramientas para poder construir una mente (y por ende) una vida sana. Una vez más, los animalitos son parte de ese mundo mejor al que todos aspiramos y deseamos pertenecer.

    Para quienes tenemos mascotas, no es novedad saber que su compañía siempre es reconfortante y mejora nuestro estado de ánimo. Aún en los peores momentos, el poder acariciar o abrazar a tu peludo siempre logrará hacerte sentir un poquito mejor, o cuando menos, dejarás de sentirte solo. En columnas anteriores habíamos hablado sobre el efecto positivo que tienen los animales en el tratamiento de enfermedades mentales como la depresión y la ansiedad. Hoy en día es posible ponerle nombre a casi todo, y comenzando en Estados Unidos, a estos héroes de la salud mental se les ha denominado “animales de apoyo emocional”. El término se ha estado popularizando en más países y cada vez más personas están conscientes de la necesidad de acompañarse de un animalito en las adversidades.

    Como hablamos en la columna pasada sobre el tema de viajar con animalitos, cada vez es más común ver a personas acompañarse de un perro o un gato en los aviones y en casi cualquier medio de transporte. Los animalitos denominados “de apoyo emocional” pueden viajar de manera gratuita con su humano dentro de la cabina del avión siempre y cuando sepan comportarse y cuenten con un certificado emitido por algún médico de la salud mental (psicólogo o psiquiatra), aunque muchas personas los falsifican o han intentado llevar a bordo animales menos comunes como hámsters o hasta pavorreales con el justificante de que son animales de apoyo emocional.

    Para que un animalito sea considerado “de apoyo emocional” no es necesario que cuente con determinadas características físicas ni lleve algún tipo de entrenamiento o capacitación específica. Es diferente a los animales “lazarillo” que asisten a personas con algún tipo de discapacidad para hacer actividades básicas de manera independiente, o los animales “de servicio” que están entrenados para saber interceder cuando su humano tiene algún tipo de ataque o crisis, en internet hay mil videos en los que podemos verlos salvar vidas de esta manera, con los que comprobamos lo mucho que los necesitamos y que en general la humanidad no ha sido justa con los animales, pues han hecho más por nosotros que lo que nosotros hemos hecho por ellos.

    Por otro lado no debemos olvidar que aunque se conviertan en nuestros héroes, aún tienen cuatro patas y necesidades como cualquier otro animalito, y debemos ser capaces de responder a eso también, teniendo en mente que una mascota puede vivir (si tenemos mucha suerte) hasta 20 años o más, lo que implica responsabilidad y compromiso durante todo ese tiempo. El cuidar de una mascota puede darle un sentido completo a la vida de una persona, te mantiene activo, ocupado y el sentir que hay alguien más que también te necesita y te quiere puede hacer toda la diferencia en la motivación de estar mejor. Sacarlo a pasear, bañarlo, alimentarlo, limpiar su espacio y saber que hay alguien esperándote ayudará a formar una rutina y te motivará a levantarte de la cama y salir de la casa, sin mencionar la paz y felicidad que da el escuchar un suave ronroneo de tu minino al acurrucarse en ti, ver una colita moverse cuando haces contacto visual o recibir besitos húmedos de tu lomito.

    Es muy importante mencionar que los animales de “apoyo emocional” son (como lo dice su nombre) únicamente un apoyo o complemento en el tratamiento de la salud mental, si crees que tienes un problema o necesitas ayuda, debes acudir con un profesional primero.

    Afortunadamente hay asociaciones, instituciones gubernamentales, no gubernamentales e incluso páginas de internet y aplicaciones en donde podrás encontrar la opción que mejor se ajuste a ti y tus necesidades.

    Tommy junto con los casi 40 perritos de Brigada Rescate que ya están listos para ser adoptados y darte mucho amor, esperan muy pronto encontrar un hogar. Esperamos que sigas leyéndonos y que nos sigas en nuestras redes sociales como “Brigada Rescate Saltillo” en Facebook e Instagram. #JuntosDejamosHuella

    COMPARTE ESTA NOTICIA

    Newsletter

    Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

    Anuncio
    Anuncio
    Anuncio