Cuando investigaba para un nuevo libro, el escritor Paco Ignacio Taibo II encontró las huellas de una de las mayores resistencias bélicas en México (1867-1909) y del exterminio del pueblo yaqui. Foto Archivo/Vanguardia
Según el autor de libros como "La bicicleta de Leonardo" y "La lejanía del tesoro", el exterminio fue perpetrado por los barones del "porfiriato".
México, D.F..- Cuando investigaba para un nuevo libro, el escritor Paco Ignacio Taibo II encontró las huellas de una de las mayores resistencias bélicas en México (1867-1909) y del exterminio del pueblo yaqui, asentado desde tiempos prehispánicos en el noroeste mexicano.

Su intención era hablar de uno de los grupos étnicos "más orgullosos, democráticos y pacíficos" de su país, pero en vez de eso se centró en su tragedia y escribió "Yaquis. Historia de una guerra popular y de un genocidio en México".

El relato, "como todo libro, nació de la curiosidad", dijo a dpa Taibo II, quien al buscar información para crearla fue "descubriendo lo que luego contaría a los lectores: una resistencia de más de 40 años que culminó en un genocidio oculto cuidadosamente" hasta quedar borrado de la memoria colectiva.

Según el autor de libros como "La bicicleta de Leonardo" y "La lejanía del tesoro", el exterminio fue perpetrado por los barones del "porfiriato", como se conoce la época de más de 30 años en que gobernó el país Porfirio Díaz (1830-1915).

Entre ellos había no más de un centenar de banqueros, comerciantes, políticos y ex generales. Su objetivo "era apropiarse de la riqueza de las tierras yaquis, bendecidas por el río Yaqui", cuya longitud de 410 kilómetros atraviesa el estado de Sonora.

En las primeras páginas de su libro el también director de la Semana Negra de Gijón explica que en esta región "se produjo la más larga lucha armada registrada en la historia de México, probablemente la guerra del pueblo más larga en la historia de América Latina".

"Yaquis. Historia de una guerra popular y de un genocidio en México" se presentó por primera vez en la Feria del Libro de Chihuahua el 9 de octubre y llegará a la Feria del Libro del Zócalo de Ciudad de México el 19.

El libro fue escrito consultando fuentes que dan cuenta de que entre mediados del siglo XIX e inicios del XX el pueblo yaqui emprendió la defensa de sus tierras, pero también de su gente, ya que mujeres y niños eran masacrados o enviados a estados como Yucatán y Colima para servir como esclavos.

El pretexto era "civilizar, colonizar y pacificar a un pueblo altamente pacífico, tesis que se desmorona en la primera lectura", aseguró el escritor en su casa en la capital mexicana, una vivienda llena de libros u objetos relacionados con su oficio de escritor.

En tiempos de paz la tribu yaqui llegó a tener 30.000 miembros, mientras que al final de su lucha armaba quedaban menos de 7.000, mermados por epidemias, asesinatos, desapariciones forzadas, esclavitud o desplazamientos.

De acuerdo con el libro, mediante una operación meticulosamente planificada los sucesos fueron silenciados primero por sus perpetradores, con la complicidad de los periódicos locales.

Luego su lenta masacre, realizada al cabo de una década y que comenzó a inicios del siglo XX, "quedó opacada por el inicio de la Revolución Mexicana en 1910", prosiguió Taibo II.

Involuntariamente, otro hecho que permitió borrar los rastros de la matanza fue la falta de memoria escrita de los yaquis.

Durante meses Taibo II, autor de la biografía más leída sobre Ernesto "Che" Guevara, hurgó entre las pocas pistas que quedan, como las crónicas del estadounidense John Kenneth Turner (1879-1948) o testimonios de los alzamientos yaquis, liderados por Cajeme, Tetabiate, Pluma Blanca y Sibalaume.

"El más grande legado del pueblo yaqui fue su resistencia", aseguró Paco Ignacio Taibo II, que no sabe cuál será su nuevo libro, pues dice tener como una docena de investigaciones empezadas.

Por Itzel Zúñiga/DPA