‘Ok, está bien’, la ópera prima de Tío Rober que va por el Ariel 2021

Cine
/ 24 septiembre 2021

Mariano egresó de la carrera de guionismo, está por cumplir los treinta, aún vive con su madre y jamás ha escrito un guión, ¿te suena? Con esta premisa, Tío Rober debutó en 2020 como cineasta al lado de Gabriela Ivette, ambos, ahora están nominados al Premio Ariel 2021 por Mejor Ópera Prima que se realizará este 25 de septiembre

Roberto Andrade, mejor conocido como Tío Rober por los amantes del standup, debutó en 2020 como cineasta con “Ok, está bien”, una comedia negra llena de humor y acidez, un filme que cualquiera podría calificar como políticamente incorrecto, pero que para el también guionista, va más allá. La película independiente dirigida por la también debutante Gabriela Ivette, se filmó en la Ciudad de México, y cuenta la historia de Mariano, un treintañero que aún vive con su madre y que a pesar de ser “talentoso”, no ha ejercido su carrera de guionismo desde que la terminó (algo así como seis años). Sin embargo, su universo se derrumba cuando llega a vivir con ellos su primo Ramiro de 15 años, quien es totalmente opuesto a él.

La película competirá este sábado 25 de octubre en los Premios Ariel 2021, en la categoría de Mejor Ópera Prima, y aunque para los cineastas detrás de este proyecto es toda una sorpresa el reconocimiento, saben que para todos los involucrados es un pago justo por su esfuerzo. En entrevista con VANGUARDIA, Tío Rober y Gabriela Ivette nos hablaron sobre su experiencia trabajado en este filme, el cual tenía guión desde 2009.

“Roberto tenía el guión desde hace mucho tiempo, de hecho en 2011 fue ganador de la beca del Instituto Mexicano de Cinematografía (IMCINE) por ‘Ok, está bien’, pero la filmamos hasta 2017. A mí me interesaba mucho que la película no se quedara en un cajón, así que me acerqué a él para poder hacerla realidad, fue un proyecto levantado con recursos propios. Estamos muy contentos por la nominación, después de todos los obstáculos que pasamos, esta nominación se siente como una victoria”, comentó Gabriela Ivette, egresada del Centro Universitario de Estudios Cinematográficos y quien ha recibido diferentes reconocimientos y becas por su gran talento.

$!Roberto Andrade y Gabriela Ivette se unieron para hacer este guión realidad, ya que estaba escrito desde 2009.

Mariano ve todos los días películas, odia el fútbol y se considera el mayor fanático de Woody Allen, ¿todo un cliché no? Roberto sabe que la película puede generar un sinfín de sensaciones, desde risa hasta ansiedad, y aunque él también protagoniza esta historia, sabe que Mariano tiene un trasfondo complicado, algo que sin duda muchos treitañeros viven hoy en día.

$!Mariano ve todos los días películas, odia el fútbol y se considera el mayor fanático de Woody Allen, ¿todo un cliché no?

“La verdad no le hicimos ninguna modificación, Gabriela y yo estuvimos de acuerdo en no moverle nada, a pesar de que muchas cosas cambiaron de 2009 a 2017. Tan decidimos no moverle que hicimos que la película sucediera en ese año, en la película todavía hay teléfonos públicos o reproductores de DVD’s, elementos que creo le agregan mucho color. Gaby fue excesivamente respetuosa con el guió, porque más que querer modificarlo creo que cinematográficamente hizo un gran trabajo para que funcionara en la pantalla”, señaló Tío Rober sobre el filme donde también participan Gabriela De Corzo, Ángel Alvarado, Isabella Argudin y Fermín Martínez.

$!“La verdad no le hicimos ninguna modificación, Gabriela y yo estuvimos de acuerdo en no moverle nada, a pesar de que muchas cosas cambiaron de 2009 a 2017”, menciona Tío Rober.

SIN MIEDO AL ÉXITO

¿Hay buen cine mexicano? Esa es una de las preguntas que se plantea Mariano en la película, y es que Mariano es un apasionado del séptimo arte, compra películas en el Mercado del Chopo en la Ciudad de México y jura que jamás venderá su talento para escribir sobre cualquier cosa. “En México hay buen cine, sin embargo sigue siendo la excepción y no la regla, lamentablemente los productos que van dirigidos al mainstream y a la gran recaudación en taquilla son productos demasiado endebles, entiendo que puede haber un cine comercial y un cine para festivales, pero los dos deben tener calidad. En mi particular visión, creo que ambos quedan debiendo”, comentó Tío Rober.

Por su parte, la directora asegura que aunque fue una película independiente, muchas cosas jugaron a su favor durante el proceso. “Hacer esta película con poco presupuesto nos hizo adaptarnos a lo que teníamos, y creo que de manera creativa todo jugó a nuestro favor, teníamos que adaptarnos al espacio que teníamos. Grabábamos en la calle sin permisos y de alguna forma eso nos ayudó, pasamos como si fuéramos estudiantes y no pasaba nada. El camino más pesado fue conseguir los recursos para la postproducción, eso hizo que la película se quedara parada un tiempo”, comentó Gabriel.

$!Por su parte, la directora asegura que aunque fue una película independiente, muchas cosas jugaron a su favor durante el proceso.

Por último, Tío Rober aseguró que aunque la película puede ser escandalosa, tiene un mensaje que pocos alcanzan a ver. “Estuve en el punto en el que está mi personaje muchos años atrás, a diferencia de él yo ya estaba escribiendo un guión. La verdad es que mucha gente se centra en lo políticamente incorrecto, pero la verdad hay una minoría que amo que encuentra de qué está hablando la película más allá de lo escandalosa que pueda ser. Todo se ve reflejado en un personaje que obviamente tiene miedo de sus capacidades, del futuro, de crecer y madura, por lo mismo le está dando vueltas a este enfrentamiento con la adultez”, puntualizó el cineasta, quien aseguró que ya está planeando nuevos proyectos al lado de Gabriela Ivette.

$!‘Ok, está bien’ compite con otras cuatro óperas primas en los Premios Ariel 2021.