Foto: Especial
Un cliente del Kentucky Fried Chicken se quedó de piedra mientras comía pollo frito, por un ingrediente 'extra' no solicitado

Inglaterra. Ken Hyde, de 26 años, pasó unos días en Manchester (Inglaterra) y decidió ir a comer al KFC. Mientras comía notó una cosa extraña al masticar y escupió de golpe todo lo que tenía a la boca. Fue entonces cuando descubrió que había una nota de papel escrita a mano mezclada con el pollo frito, según ha explicado él mismo.

Este es el papel con la nota escrita que el joven se encontró dentro del pollo frito / Twitter Ken Hyde

Inmediatamente después del hallazgo, el chico, con cara de asco, fue inmediatamente a quejarse a los trabajadores del local que ni tan siquiera le devolvieron el dinero en efectivo que había pagado por la comida. Se limitaron a pedirle disculpas y a darle un vale para que pueda volver a comer en el mismo lugar. El vale, sin embargo, caduca en pocos meses y el chico ya ha dejado claro que no piensa volver.

Otra desagradable sorpresa

Quien también se acaba de llevar una desagradable sorpresa comiendo pollo asado es una familia de Australia. Ha pasado este fin de semana. Un hombre fue a comprar el pollo al supermercado de la cadena australiana "Woolworths". La asquerosa sorpresa no llegó hasta la noche ya que se lo guardaron para cenar. Su esposa lo calentó y justo después notó una cosa extraña, según publica el medio local New Ideal Food. Se trataba de una tirita enganchada al pollo que estaban a punto de comerse.

Esta es la tirita enganchada al pollo asado que se querían comer para cenar

Revisa bien la comida precocinada

La mujer lo ha publicado en Facebook para aconsejar a la gente que revise bien la comida que compren precocinada antes de comérsela. Esta es la fotografía que ha compartido en las redes sociales donde se ve la tirita. No es fácil de ver ya que su color es muy similar al del pollo.