Foto: Cuartoscuro
En primer cuadro de la Ciudad de México aparecen sobres amarillos en los que incluyen fotografías de negocios y familiares de propietarios para extorsionar

CIUDAD DE MÉXICO.- Las extorsiones, que se han agudizado desde diciembre pasado y continúan este año, de las cuales son víctimas  pequeños comerciantes del primer cuadro de la Ciudad,  negocios establecidos en la calle Madero, así como en el Eje Central y, recientemente, antros y restaurantes del corredor Roma-Condesa, son adjudicados por la autoridad de investigación a una de las "franquicias" de La Unión Tepito.

Se hace llamar La Unión Tepito Nueva Generación (UTNG), y a decir de las víctimas, dejan sobres amarillos con fotografías de los negocios, de los propietarios, de sus hijos y luego llaman al número celular del empresario o a su domicilio y les advierten que se trata de una extorsión.

Bajo la amenaza de que "les harán daño a sus seres queridos", La Unión Tepito Nueva Generación exige 50 mil pesos en efectivo cada mes. 

Para intimidar más a las víctimas, dejan fotografías de los negocios a los que exigen cuota y otras en las que se aprecian imágenes de quienes se resisten: hombres golpeados y ensangrentados con la leyenda "Vamos en serio", por lo que las víctimas no tienen más opciones que pagar.

El hecho más reciente, en la cual se hace mención de esta presunta nueva "franquicia" de La Unión Tepito, quedó asentado en la carpeta de investigación, CI-FCH/CUH-2/UI-1S/D/00030/01-2020, en la que un empresario de la calle Madero reveló a la procuraduría capitalina cómo lo habían extorsionado, y aunque en un principio no hizo caso, la insistencia de los delincuentes lo obligó a denunciar. 

El modus operandi que describió la víctima al agente del Ministerio Público alertó a los agentes investigadores, pues no era la primera vez que recibían una denuncia así, por lo que otros tres casos más —registrados sólo durante diciembre pasado— se anexaron a esa carpeta. Se tiene conocimiento que al menos media docena de negocios del primer cuadro de la Ciudad y otro número similar en el corredor Roma-Condesa han resultado afectados.