Rubén Delgadillo y Ricardo Hernández buscarán escalar hasta la presea dorada con el equipo mexicano de softbol.
Los laguneros Rubén Delgadillo Hernández y José Ricardo Hernández Cueto conforman el delegado azteca, este último realizó una estupenda labor de pitcheo para agenciarse la victoria en semifinal

Nuria Diosdado y Joana Jiménez consiguieron la medalla de plata en dueto de natación artística de los Juegos Panamericanos y con ello el pase olímpico para Tokio 2020.

Las mexicanas quedaron abaajo de Claudia Holzner y Jacqueline Simoneu. Hace cuatro años en Toronto, Simoneu obtuvo también el oro pero haciendo pareja con Karine Thomas.

Diosdado y Jiménez sumaron 174.3661, mientras que las canadienses 180.0343. Holzner y Simoneu prácticamente llegaron con el oro a la alberca del Centro Acuático de Lima 2019.

Aunque su rutina fue calificada de buena forma, fue imposible para las tricolores remontar en la final.

Estados Unidos con Anita Álvarez y Ruby Remati completaron el podio.

Esta noche de miércoles se llevará a cabo la final de rutina libre por equipos.

México se impuso 7 carreras a 4 al representativo de Cuba y aseguró medalla en softbol varonil. Estados Unidos es el rival en turno y quien gane se medirá más tarde con Argentina por el oro. De caer con los estadunidenses, el equipo mexicano se quedará con el bronce.

Los laguneros Rubén Delgadillo Hernández y José Ricardo Hernández Cueto conforman el delegado azteca, este último realizó una estupenda labor de pitcheo para agenciarse la victoria en semifinal. En la otra llave Argentina le pegó 7-0 a Estados Unidos y accedió directamente a la gran final.

Durante la fase regular el equipo Tricolor cayó 4-3 con Argentina, le pegó 9-0 a Perú, luego cayó 12-10 con Cuba pero se repuso con un 5-1 ante Venezuela y en el último juego preliminar sucumbió 6-2 con Estados Unidos. México accedió a semifinales tras ocupar la cuarta posición en fase preliminar, Argentina lideró con paso perfecto, luego quedó Estados Unidos y Cuba.

Sosteniendo la batalla por el pase a la final frente a Cuba, los de México abrieron la pizarra en la segunda, pero la respuesta del rival fue rápida con el emparejamiento 1-1. En el tercer inning México adelantó con una rayita más, pero enseguida Cuba se agenció dos para el parcial 3-2 a su favor y en el quinto rollo los cubanos ampliaron ventaja con otra carrera.

Sin embargo, el conjunto mexicano se afianzó y se vistió de determinación, explotó sus dos últimos turnos al bate y concretó dos anotaciones en la séptima entrada y rally de tres carreras en la séptima para sentenciar el 7-4.

En este encuentro Rubén Delgadillo aportó con una carrera luego de tres apariciones, mientras que el serpentinero Ricardo Hernández ingresó al campo tras 2.1 entradas y tuvo labor de 4.2 episodios en los que permitió solo un hit, una carrera, dio dos bases por bola y ponchó a par de peloteros para así llevarse el triunfo del juego.