Foto: Especial
Pemex anuncia primer contrato de servicios integrales de exploración para yacimiento en el municipio de Hidalgo

Coahuila entró a la era de la explotación de los yacimientos no convencionales, es decir, el shale, luego de que Pemex anunciara que se “descongelaba” al firmar el primer contrato de este tipo. 

La empresa productiva del Estado divulgó que esta etapa arrancará en el campo Olmos que se ubica en el municipio de Hidalgo, en específico el ejido Hidalgo I. Este yacimiento será evaluado y explotado por la empresa Lewis Energy, una compañía con experiencia en pozos de este tipo en territorio estadounidense. 

“Con la celebración del contrato, se prevén inversiones por 617 millones de dólares y se estima alcanzar una producción de alrededor de 117 millones de pies cúbicos diarios de gas en 2021”, comunicó Pemex en un boletín de prensa.

Este contrato fue celebrado por el Clúster de Energía de Coahuila. Marta Laura Carranza, coordinadora del organismo, aseguró que esta noticia es un reto para el Estado. 

“Estaríamos arrancando Coahuila y Tamaulipas por primera vez en la historia de nuestro país con extracción de yacimientos no convencionales (…) habíamos previsto que arrancara en Jiménez y Ocampo”, afirmó en entrevista. 

Según información del Clúster, con este contrato se estarían afectando 51 predios privados y 119 parcelas ejidales, los cuales estarían entrando a negociaciones con la empresa que explorará el predio para llegar a un acuerdo. 

Además, se calcula -según un análisis del Clúster- que se generarían 35 empleos directos para explotar el pozo, aunque se podrían alcanzar hasta 115 indirectos

“El andamiaje institucional ya está muy completo, estamos hablando a cinco años de la reforma, seis leyes, lineamientos, normas oficiales nuevas que tocan temas muy importantes”, dijo Carranza.

Para la explotación de esta área se utilizará la fractura hidráulica o “fracking”, un método que ha sido denunciado por grupos ambientalistas que señalan que causa contaminación acuática e influye en la generación de movimientos telúricos. 

Carranza sostuvo que, poco a poco, algunos señalamientos sobre el fracking han sido replicados con información científica y medidas de seguridad.