Políticos y organizaciones civiles están preparadas para defender las llamadas ciudades santuario, es decir, aquellas que tienen leyes para proporcionar servicios a indocumentados.
Se advirtió que 740 mil ‘dreamers’ están en una base de datos en poder del Gobierno federal, a la que tendrá acceso el magnate
Los nombres y domicilios de estos jóvenes están en una base de datos que tiene el Gobierno federal, así es que sistemáticamente se pudiera empezar a buscar, a aprehender y procesar la de deportación de estos jóvenes”,
Jesús García, representante de Bernie Sanders.

WASHINGTON.- Jesús García, representante del exprecandidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Bernie Sanders, advirtió que hay “temor y preocupación” en diversos sectores de Estados Unidos, pues el Gobierno de Donald Trump podría iniciar con la deportación de los dreamers al tener una lista de sus nombres y domicilios, por las posibles redadas de “terror” en fábricas donde trabajan indocumentados, así como la violencia en contra de mexicanos, musulmanes y comunidad gay por el fomento a la xenofobia.

García se reunió con diputados federales del PRD, encabezados por Francisco Martínez Neri, a quienes advirtió que los nombres y domicilios de aproximadamente 740 mil dreamers están en una base de datos en poder del gobierno federal, a la que tendrá acceso Donald Trump al momento de convertirse en presidente de Estados Unidos.

“Los nombres y domicilios de estos jóvenes están en una base de datos que tiene el gobierno federal, así es que sistemáticamente se pudiera empezar a buscar, a aprehender, a interrogar y luego a procesar el procedimiento de deportación de estos jóvenes”, dijo.

El también comisionado del distrito 7 del condado de Cook y exsenador de origen mexicano del estado de Illinois explicó que hay temor de que Trump encabece una campaña de terror, redadas en lugares donde trabajen o vivan inmigrantes indocumentados, sobre todo en las fábricas.

“Estamos preocupados también por la posible violencia a que la retórica irresponsable, racista y xenofóbica está fomentando en los Estados Unidos, en contra de los inmigrantes mexicanos en particular, pero también en contra de los musulmanes, en contra de la comunidad gay, porque también han sido atacados y agredidos”, declaró.

Resaltó que políticos y organizaciones civiles están preparadas para defender, incluso por la vía legal, las llamadas ciudades santuario, es decir, aquellas que tienen leyes para proporcionar servicios a indocumentados y protegen al migrante.

Consideró además que una deportación masiva, como lo plantea Trump, significaría la recesión de Estados Unidos, pues los migrantes son una base sólida de la economía en ese país.

Por otro lado, destacó que la demócrata Hillary Clinton perdió las elecciones presidenciales porque no supo posicionarse como un agente de cambio.

AGENDA

“Yo creo que ella (Hillary Clinton) perdió la contienda porque no procesó las lecciones de la contienda primaria. No articuló la agenda como lo hizo el senador Sanders, una agenda transformadora de la sociedad que pretendía cambiar la realidad de la desigualdad en la sociedad, una agenda que hablaba de la gran necesidad de invertir en las ciudades y atender las necesidades de empleo de un gran segmento de la población en los Estados Unidos”, recalcó.

Los diputados del PRD, entre ellos Jesús Zambrano y Agustín Basave, expresaron su preocupación por las medidas que ha anunciado Donald Trump en contra de mexicanos, sobre todo en materia económica y migratoria.