Archivo
El aprendizaje de las máquinas será el que determine lo que será el siguiente paso en la evolución de los smartphones, que los convierta en una herramienta que facilite, cada vez más, las tareas humanas

Por: Moisés Salcedo

CDMX.- Durante décadas la tarea primordial de un celular fue la de comunicar a las personas a través de llamadas de voz o mensajes de texto. Sin embargo, actualmente un smartphone es capaz de llevar a cabo muchas más actividades y funciones.

Hoy los dispositivos ahora son capaces de hacer registros mucho más sofisticados, gracias a la recolección de una gran cantidad de información generada por los usuarios y registrada a través de múltiples sensores que se han añadido a estos gadgets.

Por lo anterior, no pocos especialistas consideran que los sensores electrónicos, en los teléfonos inteligentes, son el equivalente a los sentidos humanos. Estos minúsculos dispositivos son capaces de identificar dónde se está, el tipo de luz ambiental, los signos vitales de las personas, entre otras sorprendentes capacidades.

“Esta evolución en los teléfonos ha sido gracias a una mezcla del avance de la tecnología, la disminución de sus costos y la reducción de su tamaño. Además, las personas buscan hacer cada vez más cosas con sus dispositivos de mano. Los smartphones, más que teléfonos, son todo un dispositivo que permite hacer funciones que antes sólo una computadora podía hacer”, dijo Juan Olano, líder de Portafolio para Américas de HMD Global, la firma detrás de Nokia.

Y es que obtener la ubicación de alguien en tiempo real, en cualquier sitio, puede parecer algo bastante cotidiano, pero para lograrlo se deben unir varios recursos tecnológicos: sensores como el giroscopio, el GPS o el magnetómetro lo hacen posible, permitiendo no sólo conocer la ubicación sino la dirección en la que se camina. Este tipo de tareas antes sólo eran posibles usando tecnología voluminosa y cara.

“Con el dinamismo de la vida que llevamos hoy, donde todo es muy rápido, el teléfono nos ayuda a hacer toda clase de tareas. Tener la información en el momento necesario para saber hacia dónde dirigirte cuando vas a una cita importante, sobre una carretera o en camino al médico, ahora es posible de forma sencilla. Antes eso era cosa de gente especializada en tecnología, pero hoy por ejemplo, con comandos de voz indicas hacia dónde quieres ir y el teléfono te dará indicaciones para llegar”, comentó Daniel Aguilar, director de Comunicación de LG México.

Gracias a los sensores las personas pueden realizar un sinfín de actividades y funciones con sus teléfonos. “Si quieres mejorar tu estado físico, por ejemplo, el smartphone se vuelve tu compañero perfecto: sensores como el podómetro son capaces de contar tus pasos y, a través de este, realizar un registro de tu actividad cotidiana”, añadió el directivo de HMD.

INTELIGENCIA ARTIFICIAL

La inteligencia artificial está impulsando la evolución de muchos de los componentes de los dispositivos, incluidos los sensores y piezas de hardware, logrando soluciones cada vez más oportunas. “Por ejemplo, hoy podemos ver cámaras convencionales que, dentro de una habitación, detectan si hay fuego”, dijo Juan Olano.

El directivo explicó que, en esas y otras aplicaciones, se ha logrado que diversos recursos interpreten la información para lograr mayor precisión. “Ahí, aunque son muy útiles, no precisamente se trata de sensores de fuego o temperatura. Es la misma cámara de siempre que, al ver la imagen, sabe que es fuego (gracias a una interpretación basada en inteligencia artificial). En cuanto a evolución, los sensores que ya existían se están mejorando al aplicarles inteligencia artificial”, añadió Olano. Así, “el aprendizaje de las máquinas” será el que determine lo que será el siguiente paso en la evolución de las capacidades de los sensores. La intención es que el smartphone se convierta en una herramienta que facilite, cada vez más, las tareas humanas.

Acelerómetro

❙ Este sensor permite identificar distintos tipos de aceleraciones y desplazamientos ejercidos en el dispositivo. Al momento de mover ligeramente el equipo, puede identificar si se está usando de forma horizontal o de forma vertical. Es por esto que se puede ajustar automáticamente al momento de ver un video en YouTube, por ejemplo.

Podómetro

Este sensor es capaz de calcular los pasos dados. Es muy útil en aplicaciones que ayudan a quienes miden sus recorridos al salir a correr o cuentan sus pasos. Incluso se utiliza en desarrollos que calculan la pérdida de calorías por cada paso. Su funcionamiento se basa en la interpretación del balanceo del móvil producido al caminar.

Cámara

❙ Hemos visto la evolución de estas que ahora incluso permiten controlar el móvil sin tocar la pantalla. Por ejemplo, en el más reciente lanzamiento de LG, el LG G8S ThinQ, su cámara Z puede identificar profundidad gracias a su sensor ToF (Time of Flight), que permite realizar acciones como entrar a las aplicaciones, escuchar música, ajustar el volumen o tomar screenshots con señales de tu mano; de este modo si cierras los dedos tomas la captura, o si giras la mano, subirás o bajarás el volumen. Así, no solamente se trata de “los ojos” de tu teléfono sino de una herramienta inteligente de interacción y que “responde” a tus señales.

Giroscopio

❙ Funciona de la mano de otros dos sensores: el acelerómetro y el GPS. En este caso, el sensor calcula la rotación del teléfono basada en movimientos giratorios sobre su propio eje (parecido a los movimientos que hace una moneda al girar en el aire). Permite ubicarte con precisión, por ejemplo, cuando utilizas Google Maps.

GPS

❙ Gracias al GPS es posible identificar la ubicación de tu teléfono celular. Esto a través de la información obtenida de diversos satélites y antenas. Al realizar la triangulación de señales, se ubica en tiempo real el dispositivo y es posible hacer seguimiento, siempre y cuando se mantenga enviando señales.

Proximidad

❙ ¿Has notado que, al hablar por teléfono, la pantalla se apaga y bloquea? Pues esto es gracias al sensor de proximidad. Este reconoce cuando te encuentras cerca o lejos de la pantalla para evitar algún tecleo erróneo hecho con el rostro. Por lo general, se ubica en la parte superior de la pantalla, junto a la cámara para selfies.

Lector de huella

❙ En los últimos años hemos visto la adaptación de este tipo de sensores en los teléfonos. Estos lectores, que por lo general son eléctricos/capacitivos, ópticos o ultrasónicos, funcionan a través de la identificación de las crestas y valles de los dedos de cada persona, por lo que su grado de confiabilidad es elevado.

Si quieres mejorar tu estado físico, por ejemplo, el smartphone se vuelve tu compañero perfecto para esos casos: sensores como el podómetro son capaces de contar tus pasos y, a través de este, realizar un registro de tu actividad cotidiana”.
Juan Olano, líder de Portafolio para Américas de HMD Global.