Foto: Especial
Autoridades iniciaron una investigación para detener a los responsables de filtrar fotografías íntimas

MONCLOVA, COAH.- Autoridades y despachos especializados en delitos cibernéticos iniciaron una investigación para encontrar y detener a los responsables de comercializar y filtrar fotografías íntimas de mujeres de Monclova, incluyendo menores de edad, quienes actualmente son acosadas y hostigadas a través de las redes sociales al grado de que una intentó quitarse la vida.

Las fotografías de mujeres desnudas de la Región Centro se empezaron a vender en el pasado mes de enero por medio de una cuenta de Twitter. Carpetas con los nombres de las víctimas se subieron a una página, la cual permite a los usuarios almacenar y compartir todo tipo de archivos.

RECIBEN MENSAJES DE EXTORSIÓN

Antes de comercializar el material, algunas jóvenes recibieron mensajes de extorsión por medio de perfiles falsos para pedirles dinero a cambio de no publicar sus fotografías. Algunas accedieron.

El archivo que se compartió en las redes sociales contiene carpetas de al menos 50 mujeres con poca ropa, desnudas o mostrando partes íntimas, muchas menores de edad. Las familias de las víctimas solicitaron la intervención de la Fiscalía General de Justicia y otras contrataron los servicios de investigadores privados para dar con los responsables.

El encargado de uno de los despachos especializados en este tipo de delitos informó que fue contactado por los padres de una de las menores de edad expuesta y también por una señora afectada.

50 carpetas es el apróximado de archivos que se tienen de mujeres con poca ropa, desnudas o mostrando partes íntimas.

MATERIAL YA ES GRATUITO

Indicó que en coordinación con la Policía Cibernética estará trabajando para encontrar a las personas que publicaron los llamados “packs” con la intención de obtener recursos económicos, aunque posteriormente se salió de control porque el material ya está disponible de forma gratuita.

“Lo que me llama la atención es cómo obtuvieron las fotografías. Las dos afectadas que me contrataron, una mayor y otra menor de edad, me comentaron que ellas compartieron esas imágenes íntimas con sus respectivas parejas, aún desconocemos si ellos las vendieron a una persona o a un sitio web pero ya estamos trabajando en eso”, mencionó el investigador privado, quien solicitó no dar a conocer su nombre.

Con el paso de los días el acoso y ciberbullying a las mujeres se incrementó de tal manera que una adolescente intentó quitarse la vida, por lo que su hermano solicitó a los ciudadanos dejar de compartir el material además de reportarlo en redes sociales y con las autoridades.