Foto: Especial
En la parte alta de la nómina, sueldos arriba de 100 mil pesos, mientras empleados del Hospital 20 del IMSS en Tijuana compraron mascarillas y ropa desechable gastando el 71% de su salario base

En las últimas semanas, personal médico de hospitales en la Ciudad de México, Coahuila, Puebla, Tijuana y Estado de México, entre otros, han hecho protestas para reclamar equipo de protección y en muchos casos, al no tener respuesta, ellos lo compran de su propia bolsa. Esto les significa la única opción para evitar contagiarse, aunque también una disminución en su salario, a veces precario.  

Por ejemplo, en el IMSS una enfermera general tiene un salario de 6 mil 800 pesos brutos, un médico familiar, 10 mil 459 pesos mensuales; un técnico en rayos X, 6 mil 874 y un camillero, 4 mil 681 pesos, de acuerdo con datos de Nómina Transparente, la página de la Secretaría de la Función Pública donde se registra el salario de los funcionarios públicos. 

Empleados del Hospital Regional No. 20 del IMSS en Tijuana, Baja California, uno de los municipios con más contagio, mostraron las notas de la compra de mascarillas N95 y ropa desechable que hicieron esta semana y suma 4 mil 890 pesos, lo que significó 71% de su salario base, porque hasta ese momento no les habían proporcionado suficiente equipo en su lugar de trabajo.

Y aun así, fue el mejor precio que pudieron encontrar después de la escasez y especulación por estos productos. La empresa Industrial Safety México ubicada en Tijuana, dedicada a la fabricación de equipo de protección para maquilas, decidió vender lo que tenía en bodega solo al personal de salud que se presentara en sus instalaciones mostrando credencial, justo para ayudar a ese sector. Cada día hubo 5 mil empleados de la salud comprando equipo por lo que pasaron horas haciendo fila. 

Otros médicos de la Ciudad de México consultados, compraron esta semana dos cajas con 10 mascarillas N95 por 4 mil pesos; mientras que en el Estado de México han conseguido overoles desechables por 260 pesos cada uno y mascarillas N95 en 200 pesos cada pieza. 

Foto: Especial

Por eso han optado por organizarse entre varios médicos y mandar a hacer overoles con tela impermeable para que pueda tener más de un uso, pero aun así, solo de la compra de dos rollos de tela gastaron 15 mil pesos. 

Una de las doctoras, que pide anonimato, asegura que los sueldos son bajísimos sobre todo para quienes que no tienen plaza sino que hacen suplencias identificados con la clave 08. Por una guardia, un médico sin antigüedad en el IMSS cobra mil 200 pesos y accede a los estímulos si la llaman durante toda la quincena, porque de lo contrario apenas recibe el sueldo bruto.

El salario, explica otra enfermera especialista en terapia intensiva, depende sobre todo de la antigüedad. Ella tiene un salario base de 6 mil 852 pesos. Pero tras 25 años de trabajo, los bonos de asistencia y puntualidad e infectología en su caso por tratar con pacientes más graves, su sueldo mensual asciende a 21 mil pesos.  

Como parte de las estrategias para atender a los enfermos de COVID-19, el gobierno federal lanzó el pasado 4 de abril, una convocatoria para reclutar a médicos y enfermeras generales y especialistas en terapia intensiva, urgenciología y anestesiología, entre otras, para trabajar en las instituciones de salud de todo el país por un periodo de seis meses. 

Estas contrataciones, explicó el director del IMSS, Zoe Robledo, incluirá un mes adelantado de salario, prestaciones de ley, seguros de vida, fondo de ayuda sindical por defunción, capacitación, y viáticos, entre otros. 

Y aunque dijo que en promedio un médico especialista del IMSS gana 34 mil 755 pesos, mientras que un médico general, alrededor de 26 mil 600 pesos, no precisó cuál sería el salario para las nuevas contrataciones.   

Las diferencias en equipo y salario

En Nómina Transparente se encuentran registrados 435 mil empleados del IMSS con el respectivo dato de su salario bruto y neto. El mayor salario es del director general, Zoe Robledo, con 158 mil pesos brutos y 109 mil pesos netos mensuales.

En el extremo opuesto están los residentes médicos 1, 2 y 3, es decir, quienes ya acabaron la carrera de medicina y se encuentran en los hospitales estudiando una especialidad. Según el registro, ganan entre 2 mil 288 y 2 mil 603 pesos mensuales, aunque reciben estímulos adicionales.

Un médico de terapia intensiva y de urgencias, por ejemplo, tiene un sueldo base de 10 mil 459 pesos. En el caso de los segundos, según testimonios recabados, son quienes comenzaron a recibir a pacientes con síntomas de COVID-19 sin el equipo de protección necesario.

En la parte más alta del tabulador están los Directores Normativos, Jefes de Unidad  y el titular de Órgano Interno de Control, todos del área central del IMSS, que ganan más de 100 mil pesos mensuales netos.

Foto: Especial

Otro grueso están los coordinadores, delegados, coordinadores técnicos, que ganan 73 mil pesos. En la operación hospitalaria el puesto más alto son los directores, que también ganan 73 mil pesos netos. 

Sin embargo, en la parte baja del tabulador se encuentran los asistentes médicos que tienen un salario de 4 mil 974 pesos; jefe de enfermería, 8 mil 340 pesos; un laboratorista, 6 mil 745; o un médico general, con 7 mil 941 pesos.

El salario que perciben los médicos es nuestro país es mucho menor que en otros países. De acuerdo con el Informe de Compensación de Médicos 2019, elaborado por el portal especializado Medscape, el personal médico en México percibe en promedio 22 mil dólares al año, esto es, casi tres veces menos de lo que ganan los médicos en países como España o Brasil, y casi cinco veces menos que en Francia.