La cantante y compositora palestina Rim Banna murió a los 51 años de edad tras una larga batalla contra el cáncer. Foto: EFE
En 2009, a Rim se le diagnosticó un cáncer de mama, del que hablaba abiertamente y, aunque siguió trabajando y realizó apariciones con el pelo rapado, en 2016 tuvo que retirarse de los escenarios.

La cantante y compositora palestina Rim Banna murió a los 51 años de edad tras una larga batalla contra el cáncer, confirmaron sus familiares.

Nacida en Nazaret, en el norte de Israel, el 8 de diciembre de 1966, la compositora se hizo mundialmente conocida por la interpretación actualizada de canciones tradicionales palestinas.

Su madre, Zouhaira Sabbagh, una destacada poeta palestina, escribió en su página de Facebook que "se marchó, pero nos dejó su sonrisa”.

Faris, uno de sus hermanos, anunció el oficio del funeral en la Iglesia Ortodoxa Griega, tras el que será enterrada en el cementerio latino, explicó junto a una foto de Rim con el mítico pañuelo palestino blanco y negro, "kufiya", que solía llevar.

La familia informó la semana pasada del avanzado deterioro de su enfermedad y de que estaba siendo tratada en un hospital de Nazaret.

En 2009, a Rim se le diagnosticó un cáncer de mama, del que hablaba abiertamente y, aunque siguió trabajando y realizó apariciones con el pelo rapado, en 2016 tuvo que retirarse de los escenarios.

Publicó su primer álbum en 1985 y a él le siguieron más de trece trabajos discográficos, principalmente inspirados en el folclore palestino aunque con fusionados con otros géneros musicales, por los que es reconocida.

En sus letras patrióticas denunciaba la ocupación israelí y, poco antes de retirarse, tomó un papel activo de apoyo a las revueltas en el mundo árabe, conocidas como Primavera Árabe, y actuó en Egipto y Siria.