Foto: Aracely Chantaka
Devotos de la Virgen de Guadalupe visitaron y dejaron ofrendas florales en la imagen del río que recientemente fue recuperada tras casi 10 años sepultada

Monterrey, Nuevo León.- El fervor a la Guadalupana se impuso por encima del Covid-19 aunque las celebraciones de este 12 de diciembre definitivamente fueron diferentes.

En Monterrey, los devotos de la Virgen de Guadalupe visitaron y dejaron ofrendas florales en la imagen del río que recientemente fue recuperada tras casi 10 años sepultada.

Los feligreses acudieron al sendero que construyó el municipio de Monterrey y dejaron flores a la Patrona de México además de que le realizaron sus peticiones.

“Vine a pedirle por la salud de toda mi familia porque ahora con eso del Covid-19 la situación está muy dura”, dijo Evangelina García, vecina de la colonia Pío X, en Monterrey.

Foto: Aracely Chantaka

Sostuvo que este año no hubo Mañanitas en la Basílica porque las autoridades ordenaron el cierre ante el peligro de contagios del nuevo coronavirus SARS-CoV-2.

La imagen de la Virgen de Guadalupe fue reinstalada en el lecho del río apenas el miércoles pasado después de que el paso de la tormenta tropical “Hanna” la dejó al descubierto del sitio en donde la furia del huracán “Alex” la sepultó.

La escultura fue colocada en ese sitio en mayo de 1990 para la segunda visita del Papa Juan Pablo II a esta ciudad.

Por su parte, la Basílica se mantuvo cerrada por orden del Consejo de Seguridad en Salud para evitar contagios de Covid-19.

El Arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López ofició una misa que se transmitió de forma virtual.

Elementos de Protección Civil, resguardaron el inmueble para impedir el acceso de la gente que solo pudo llegar a la Explanada.

Algunos rezaron en ese lugar y elevaron sus plegarias a la Patrona de México que este año, a pesar de la contingencia sanitaria fue honrada aunque de una forma diferente.