El director del Implan dijo que el próximo mes podrían tener una resolución de Conagua sobre la opción más viable para el trazo que se va a seguir en la obra de canalización. | Foto: ESPECIAL
Pimentel dijo que se buscarán recursos federales para agilizar la obra de canalización

Serán 200 millones de pesos provenientes del Impuesto Sobre Nóminas los que se destinen para iniciar con la solución a las inundaciones en el norte de Saltillo, informó Óscar Pimentel González, quien pidió a los vecinos confianza de que la decisión sobre el trazo de la obra será la más favorable para terminar definitivamente con esta problemática.

El director del Instituto Municipal de Planeación de Saltillo aseguró que el municipio no está “casado” con ninguna de las opciones que se manejan sobre el trazo para conducir el agua del Cuatro Bajo hacia el Arroyo Ceballos. 

“Los vecinos no deben de tener motivo de preocupación, por supuesto, para nosotros son muy valiosas sus opiniones, pero la primera obligación que tenemos es atender la competencia y atribuciones que tenemos como autoridad”, expresó.

“El alcalde Manolo Jiménez ha sido muy claro, vamos a optar por aquella opción que sea más conveniente que nos diga la Conagua, y sobre todo, que no afecte ni el patrimonio, ni ponga en riesgo la vida de las personas, por ese lado pueden estar muy tranquilos”, recalcó.

Pimentel González informó que el próximo mes esperan tener la resolución por parte de la Conagua sobre por dónde iría el trazo.

“¿De dónde viene la confusión? La confusión que hay, y que es lo que les preocupa a los vecinos, es que el Cabildo aprobó reservar todos los terrenos por donde pasaron las aguas en este fenómeno del huracán Hanna (opción B), pero también el trazo que estaba más hacia el sur, que es donde estaba diseñado un proyecto en el 2015 (opción A)”, explicó.

“Todos los terrenos se reservaron para que nadie construya, y para que estén disponibles en el momento en el que la Conagua diga dónde tiene que ir el trazo y que no haya un obstáculo adicional a los que ya podrían existir”, indicó.

El director del IMPLAN insistió en que, primero, el municipio no tiene ninguna preferencia sobre cuál será el trazo, y ni siquiera competencia legal; y segundo, que será la Conagua la dependencia que tome la decisión.

200 MDP DEL ISN

Por lo pronto, se tiene la asignación de 200 millones de pesos como resultado de la voluntad política que ahora sí se tiene que arreglar el problema del agua del Cuatro Bajo, indicó Pimentel González.

“Son para toda la obra, incluyendo si es necesario, complementar el proyecto ejecutivo, así como estudios de costo-beneficio y de factibilidad que tienen que presentarse a la Secretaría de Hacienda para que el Gobierno Federal nos pueda apoyar con recursos federales”, expresó.

“Son recursos del ISN en el 2021, no conozco la corrida financiera de cómo se esté calendarizando, pero yo pienso que en la medida de que se vayan presentando necesidades de financiamiento para hacer el proyecto ejecutivo y para hacer los estudios, tendremos la disponibilidad necesaria de esos 200 millones de pesos, incluso, para iniciar la obra”, apuntó.

De principio, dijo, la voluntad del Municipio y el Estado es hacer la obra de conducción y hacer todo el esfuerzo necesario para contar con apoyo de recursos federales.

“Pero no es que estemos condicionando, si tenemos el apoyo de recursos federales, estamos seguros que podríamos lograrlo muchos más rápido que si no contamos con ese apoyo, y tendríamos que pensar en un horizonte a lo mejor más largo de tiempo”, explicó.