Foto: Héctor García
Afirman que en el Hospital retienen cadáveres hasta que familiares paguen adeudos

Integrantes de la Unidad Nacional de Trabajadores Agrícolas tomaron ayer las instalaciones de Rectoría de la Universidad Autónoma de Coahuila.

José Luis López, dirigente de la UNTA, manifestó que uno de los motivos principales para ingresar intempestivamente fue negarle la atención a uno de las personas involucradas en el accidente de la semana pasada en la carretera a Torreón, en el que falleció la esposa del sobreviviente, y su hijo resultó lesionado.

Después de una semana de sucedida la tragedia, aparecen como responsables. La Fiscalía, según las declaraciones, los señaló como responsables del accidente por lo que la aseguradora ya no se quiso pagar.

“La aseguradora dijo que ya no se haría cargo de los gastos que ascienden a más de 400 mil pesos en el Hospital Universitario. La gente que envió la Rectoría de inmediato se dio a la tarea de suspender el servicio si no pagábamos de inmediato”, dijo.

Señaló que la UNTA tenía convenio con el Seguro Popular para pagar esas cuentas y hoy resulta que no hay acuerdo con la organización, por eso ellos tendrán que liquidar la cuenta.

Dijo que fue en el Hospital Universitario en donde les indicaron que la situación se debía tratar en Rectoría.

Varias personas dieron su testimonio, asegurando, sin presentar pruebas, que en el hospital la atención deja mucho que desear. Inclusive se presentó el caso en donde el cuerpo del esposo de una mujer presente en la manifestación, le fue negado por no poder pagar la cuenta.

Quejas
Son varios los casos en que el Hospital Universitario se niega a entregar cadáveres, si antes la familia no paga el adeudo.