Los wearables han conquistado un gran nicho que desde hace varios años ha recurrido a la tecnología para obtener información sobre su rendimiento físico y condiciones de salud/Foto: Ketut Subiyanto
Gracias a la “tecnología vestible” el mundo deportivo se ha visto beneficiado en mediciones de rendimiento y cuidados de la salud

La tecnología evoluciona tan rápido que facilita la vida de formas impensables. Y cuando es aplicada en el deporte puede ser verdaderamente sorprendente. Artículos especializados para cada disciplina, medición de rendimiento físico y hasta prevención de lesiones, es algo posible y son prueba de lo que el deporte y la tecnología pueden lograr juntos. 

Los wearables, que se puede traducir como la “tecnología vestible”, son una categoría de electrónicos que se pueden usar como accesorios, dispositivos incrustados en la vestimenta o implantados en el cuerpo del usuario.

De acuerdo a información de International Data Corporation (IDC), en 2019, a nivel global, se vendieron 336.5 millones de unidades de dispositivos wearables, lo que representa un 89% más que en 2018 cuando se vendieron 178 millones de artículos. 

Enfocado en el ámbito deportivo, los wearables han conquistado un gran nicho que desde hace varios años ha recurrido a la tecnología para saber exactamente los kilómetros recorridos, las calorías quemadas, pulsaciones alcanzadas y muchos otros datos para medir su rendimiento físico.

Los smartwatch brindan información sobre rutinas de ejercicio específicas, rendimiento físico y condiciones de salud del usuario/Foto: Karolina Grabowska

Los usuarios pueden tener acceso a esta tecnología a través de relojes y pulseras inteligentes, artículos que representan el 43.8% del total del mercado registrado el año pasado. En tanto que los dispositivos de audio se llevan el 55.3%. 

En el deporte profesional los wearables destacan por su doble funcionalidad: análisis del rendimiento y prevención de lesiones. Y es que muchos de estos pequeños dispositivos, que en su mayoría se incorporan a la ropa, llevan consigo un mini GPS, un acelerómetro, un medidores de flexión y torsión del cuerpo, entre mucha otra información que se transmite a una pantalla en tiempo real. 

Todos estos datos permiten a los entrenadores y personal médico realizar un análisis de los valores para saber cómo actuar ante el rendimiento muscular, cardiaco o respiratorio de los atletas, pues muchas de las lesiones están relacionadas con la fatiga corporal y al tener una medición de todas estas cuestiones se pueden prevenir daños.  

Samsung va directo a la cabeza

BrainBand es el claro ejemplo de un proyecto enfocado al cuidado en el deporte. Desarrollado por Samsung Electronics Australia, se trata de una pieza portátil diseñada para facilitar la investigación de la conmoción cerebral en los deportes, específicamente en los de gran contacto como fútbol americano o rugby.  

La diadema alberga sensores en la parte posterior de la cabeza que miden la fuerza de un impacto. Esta información se transmite a través de una aplicación a médicos, árbitros y entrenadores en tiempo real mediante el uso de dispositivos Samsung. 

Una serie de luces LED incrusradas en la diadema indican el nivel de impacto de un golpe: amarillo, naranja y rojo representan una alerta máxima, lo que sigifica que el jugador debe ser retirado del campo para ser evaluado.  

El prototipo es un trabajo del doctor Alan Pearce y Braden Wilson, quienes lo crearon a través del programa de Samsung denominado “Launching People”.

La diadema tecnológica monitorea las condiciones de la cabeza del deportista tras recibir algún golpe para evaluar si debe o no continuar en el campo/Foto: Especial BrainBand Samsung

El avance tecnológico ha permitido que ya existan wearables específicos para cada deporte, de los relojes y pulseras inteligentes se ha pasado a diseños especializados que ya están integrados en el material deportivo:  

PlayerMaker presentó un pequeño artefacto que contiene un sensor y que se coloca en el botín del futbolista para medir las acciones físicas y simetría de los jugadores. Entre otras cosas, se puede contabilizar el número de veces que se ha pasado el balón, posesión del esférico o si utiliza mejor su extremidad izquierda o derecha. 

Esta tecnología ya ha sido implementada por equipos como Club América, San José Earthquakes, Hull City Association, Asociación del Fútbol Argentino, entre otros. 

El sensor recopila información sobre el rendimiento y las acciones del jugador/Foto: Especial PlayerMaker

En el caso de los surferos o snowboarders, sus wearables son capaces de resistir más a la presión atmosférica o a fuertes impactos en la nieve. 

Los wearables especializados en surf y otros deportes extremos cuentan con diseños especializados para uso rudo/Foto: Guy Kawasaki

Algunas raquetas de tenis miden la velocidad de la bola, el giro o la precisión del golpe. 

La fuerza con la que se impacta una pelota de tenis puede ser medida gracias a la tecnología de los wearables que se implantan en las raquetas/Foto: Gonzalo Facello

Incluso se han desarrollado calcetines que pueden mejorar o favorecer la postura de los atletas. 

Los calcetines inteligentes contribuyen a la corrección en la postura de los atletas/Foto: Especial

Otro de los wearables más utilizados son las camisas y relojes inteligentes especializados que analizan el “swing” en el golf (movimiento de rotación que permite al jugador golpear la pelota). 

Por otro lado, los dispositivos portátiles de clip que se colocan en el guante y funcionan con sensor, como lo son Arccos y Zepp, ayudan a los golfistas a aprovechar más su tiempo de práctica y ambos sistemas afirman ofrecer información sobre su juego.

Algunos wearables para golf se integran en forma de clip a los guantes para un mejor monitoreo de las acciones /Foto: Especial

En el buceo los wearables, que además de cumplir con los parámetros fisiológicos, también indican la profundidad, tiempo de inmersión, analizan el nivel de nitrógeno acumulado y soportan cinco atmósferas de presión.  

Los wearables para buceo cuentan con características específicas para no ser afectados por la variación en la presión/Foto: Pia

El deporte y los videojuegos también son uno mismo

EA Sports anunció un nuevo artefacto que promete revolucionar la industria del entretenimiento deportivo al acercar a los usuarios aún más a la realidad futbolística. 

Se trata de Adidas GMR, un chip y unas plantillas que se sincronizan con FIFA Mobile y que analiza la velocidad, precisión de disparo y las habilidades generales de los pies.

Este dispositivo se instala en el empeine y la suela del botín, está disponible desde marzo pasado y puede adquirirse en la página web de Adidas. Entre sus beneficios, destaca que de acuerdo al desempeño del jugador se brindan bonificaciones y recompensas en el Ultimate Team.

Adriana Armendáriz

Reportera de tendencias con experiencia en el ámbito deportivo. Ha tenido coberturas en Liga MX, Liga Mexicana de Beisbol y el Abierto de Tenis en Monterrey. Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la Universidad del Valle de México.