Un cliente se aprovisiona de cerveza en un supermercado de Saltillo, este miércoles, ante el rumor de una inminente "ley seca". (Foto: Marco Medina/ Vanguardia)
El hecho aparenta ser una de esas anécdotas que recordaremos de manera jocosa sobre la pandemia. Pero podría ser mucho más que eso si, como lo aseguró el Gobernador de Nuevo León, existía el compromiso con el Gobierno de la República de instaurar la 'ley seca' en todo el país durante un mes

La pandemia -sus riesgos e implicaciones- pasó a segundo plano por varias horas ayer. Lo importante, ¡lo urgente! se volvió conseguir bebidas alcohólicas y acopiarlas como parte de las provisiones con las cuales enfrentar el largo confinamiento que apenas empieza.

El “brote” inicial de la información viral se registró en Nuevo León, donde el gobernador Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, anunció en conferencia de prensa que, debido a que la producción de bebidas alcohólicas es una actividad “no esencial”, habría de suspenderse y, como consecuencia de ello, su distribución y venta.

No fue el único. El gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, informó a través de un video, difundido en redes sociales, que había instruido a integrantes de su gabinete a “suspender temporalmente” la venta de bebidas alcohólicas como parte de las medidas extraordinarias adoptadas a partir de la declaratoria de emergencia sanitaria.

De acuerdo con diferentes reportes periodísticos, en otras entidades de la República también se habrían anunciado y/o implementado -aunque fuera parcialmente- medidas aparentemente orientadas a reducir o suprimir el consumo de alcohol en el país durante el período de aislamiento decretado a raíz de la pandemia de coronavirus.

Lo ocurrido ayer, según parece, es mucho más que una simple anécdota y revelaría la falta de coordinación eficaz entre el Gobierno de la República y los de los estados para la realización de acciones conjuntas.

Según 'El Bronco', todos los mandatarios estatales se pusieron de acuerdo en declarar la 'ley seca' en el país, a partir de este viernes, durante una reunión virtual sostenida con el presidente Andrés Manuel López Obrador el martes pasado"

Un dato revelador en este sentido es el argumento que “El Bronco” expuso para explicar la razón de la medida: todos los mandatarios estatales se pusieron de acuerdo en declarar la “ley seca” en el país, a partir de este viernes, durante una reunión virtual sostenida con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Un dato adicional dota de verosimilitud a la hipótesis: el 24 de marzo pasado, durante su tradicional conferencia de prensa, el Presidente pidió a la población reducir el consumo de sal, tabaco y alcohol durante el período de aislamiento. “Nada de que se quita con tequila o mezcal”, dijo para enfatizar su llamado a no excederse.

¿Les pidió el Presidente a los gobernadores declarar un mes de “ley seca” en el país? Podría ser y en este caso debe recordarse que solamente los gobiernos de los estados pueden decretar una medida como esta, luego de que la potestad que tenía la Secretaría de Gobernación para hacerlo a nivel nacional desapareció hace más de una década.

Si fue así -una petición presidencial- la comunicación fue pésima y ello preocupa porque, más allá de que las “compras de pánico” evidenciaran nuestra dependencia alcohólica como sociedad, dejaría clara la inexistencia de una articulación adecuada entre la federación y los gobiernos estatales.

Y eso, de frente a lo que viene en los próximos días, suena terriblemente peligroso para la salud pública.