Foto: Internet
No es la primera vez que la modelo desfila para la marca italiana, pero en esta ocasión lo hizo al ritmo del mariachi

Uno de los desfiles más esperados del año por fin se celebró en la Ciudad de México. Se trata de la pasarela de Domenico Dolce y Stefano Gabbana, quienes presentaron ayer uno de sus desfiles de Alta Moda en el Museo Soumaya.

La semana pasada además presentaron en Nueva York una colección inspirada en la Gran Manzana.

Así los diseñadores italianos aterrizaron en México, y Michelle Salas fue parte del desfile. La modelo catalogó el momento en su cuenta de Instagram, @michellesalasb, como “una noche para recordar”, y precisamente recordó la primera vez que desfiló para Dolce & Gabbana en Milán.

Ahora, repitió la experiencia en su “querido México”, donde destaca que al caminar por la pasarela se escuchó la música del mariachi de Luis Miguel, su papá.

Además una de las inspiraciones para este evento fue Frida Kahlo. Por ello se vieron sombreros, el traje tradicional del mariachi, los rebozos, la religión y las flores.

En febrero de este año Stephanie Salas, madre de Michelle, habló con le revista Hola y dejó en claro que no le guarda rencor a Luis Miguel. Durante muchos años se especuló que el cantante no quería ver a su hija Michelle.

Días después, la propia Michelle confesó que es “un arma de dos filos” tener un padre famoso.

El año pasado, la modelo felicitó a su papá por su cumpleaños con una tierna foto en redes, pero justo hoy que “El Sol” cumple 48 años no ha publicado nada.

Foto: Internet