Un niño que sufre de desnutrición en la ciudad de Amboasary, Madagascar. Foto EFE
Unos 160 jefes de Estado, incluido el papa Francisco, sellarán ese objetivo el próximo fin de semana en la mayor cumbre de la historia.

Nueva York, EU .- Desde que existe el hombre hay hambre, pobreza y discriminación en el mundo. Y toda la miseria acumulada en miles de generaciones debe ahora erradicarse en poco tiempo: no es pues un objetivo fácil el que se ha puesto la ONU, acabar con el hambre y la extrema pobreza en el mundo en los próximos 15 años.

Unos 160 jefes de Estado y gobierno de todo el mundo, incluido el papa Francisco, sellarán ese objetivo el próximo fin de semana en la mayor cumbre de la historia. Pero nadie sabe si el objetivo ansiado es quizá demasiado ambicioso.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible, conocidos por su abreviatura ODS (en inglés SDGs, Sustainable Development Goals), no son otra cosa que la continuación de los ODM, los Objetivos de Desarrollo del Milenio (en inglés MDGs, Millennium Development Goals).

Hace 15 años, los políticos de todo el mundo acordaron reducir a la mitad hasta 2015 la cifra de afectados por el hambre y por la extrema pobreza -aquellos que viven con menos de 1,5 dólares al día-, proporcionar a todos los niños una educación básica en todo el mundo y reducir drásticamente la mortalidad infantil y de maternidad.

Y de hecho, muchos de esos objetivos del milenio se han alcanzado o al menos en parte. Por eso se añaden ahora nuevas metas.

En los próximos 15 años, el objetivo es acabar con "la pobreza en cualquiera de sus formas en todo el mundo", así como garantizar el acceso a agua potable e instalaciones sanitarias, erradicar la discriminación de mujeres y niñas en el mundo y hacer posible que todos los seres humanos puedan utilizar una energía segura y respetuosa con el medio ambiente.

Además deben reducirse las "desigualdades" entre Estados y conseguir crecimiento económico en todo el mundo. El mundo da un "sí" a la industrialización, pero de una "forma sostenible".

¿Pero bastarán 15 años para hacerlo? "No hay duda de que estos objetivos son ambiciosos", dijo a dpa el fundador de Microsoft y filántropo Bill Gates. "Los obstáculos son grandes. Pero como hemos visto en los últimos 15 años, hay buenas opciones de éxito".

El impulso de los objetivos del milenio debe ser aprovechado para los del desarrollo sostenible. "Nunca en la historia de la humanidad aumentó tanto el estándar de vida de tantas personas como desde el año 2000", argumenta Gates. "Los SDGs nos muestran el mundo que siempre hemos querido".

Pero en esta ocasión hay un elemento nuevo, pues los objetivos no sólo afectan al conocido como Tercer Mundo. Los países en desarrollo deben avanzar, pero los desarrollados deben trabajar por un desarrollo "verde".

"Si se toma los objetivos sostenibles como referencia, todos los países del mundo serían ahora países en desarrollo", señala Christian Kroll, director de estudios de la fundación Berteslsmann.

Kroll estudió en términos sostenibles a todos los países miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y países considerados avanzados al respecto como Alemania dieron algunas sorpresas: en cuestiones medioambientales se situó en el sexto lugar, su agricultura fue considerada demasiado poco bio y la protección del medio ambiente insuficiente, al tiempo que se critica la cantidad de basura que producen sus habitantes.

Las organizaciones humanitarias ven también problemas sociales y consideran que es necesaria una redistribución de los recursos. "Podemos acabar con la extrema pobreza, pero para ello debemos reducir las diferencias entre ricos y el resto de la población", señala Tobias Hauschild, de Oxfam.

También Marwin Meier, de World Vision, apunta: "Debe vigilarse el aumento de la pobreza dentro de los países, incluso en los de ingresos medios". Todo sigue siendo una cuestión de financiación, agrega.

Además persiste la sospecha de que los objetivos del milenio se lograron con éxito sólo porque el bienestar en antiguos países en desarrollo como China o Corea se dispararon.

Algo en lo que no está totalmente de acuerdo Bill Gates. "Liberia, Tanzania, Malawi, Bangladesh y Etiopía lograron todos el objetivo de recudir en dos tercios la mortalidad infantil. Y Etiopía una vez símbolo de la pobreza y el hambre en el mundo, ha hecho algunos avances importantes y está en camino de lograr todos los objetivos dle milenio. Los objetivos claros funcionan porque los países donantes, los países en desarrollo y las personas cooperan".

Si todo va bien, los próximos 15 años -un pequeño abrir y cerrar de ojos de la historia- podrían ser la época más importante para la humanidad.