Aclaran. El fallo no prohíbe la construcción del aeropuerto, solamente concede un medida cautelar. Foto: CUARTOSCURO
El Primer Tribunal Colegiado en materia Administrativa en el Estado de México concedió la suspensión a un empresario

CDMX.- Un tribunal federal ordenó frenar la construcción del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía hasta que el gobierno compruebe que tiene los dictámenes y permisos ambientales para garantizar que no afectará al medio ambiente.

El Primer Tribunal Colegiado en materia Administrativa en el Estado de México concedió la suspensión a Juan Ramón Morera Mitre, director de la empresa textilera Novalan, S. A. de C. V.

En principio, Morera Mitre tramitó un amparo en contra de la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), obra que se construiría en Texcoco y que fue cancelada y sustituida por la de Santa Lucía.

En el juicio de amparo, el juez Cuarto de Distrito del Estado de México negó la suspensión, porque consideró que Morera Mitre no tenía un interés legítimo en la tramitación del juicio.

Ante esta resolución, el empresario textilero presentó un recurso de queja que fue resuelto durante la sesión extraordinaria del Primer Tribunal Colegiado en materia Administrativa, en sesión del pasado 30 de mayo.

En su demanda, Juan Morera Mitre argumentó que la ejecución del proyecto e inicio de las obras del Aeropuerto de Santa Lucía se materializó sin contar con las autorizaciones y permisos en materia de impacto ambiental. Los magistrados del colegiado consideraron que de no concederse la suspensión se podrían ejecutar los actos reclamados de manera irreparable para la sociedad.

“Se concede al quejoso la suspensión provisional de las consecuencias de los actos reclamados, para el efecto de que se detenga la construcción del Aeropuerto Internacional de Santa Lucía, hasta que sea factible verificar que la obra cuenta con los dictámenes y permisos ambientales conducentes”, indica la resolución del juez.

EL DATO

>  El fallo: “Es necesario precisar que la suspensión provisional, así concedida, no hace más que proteger el medio ambiente”, precisa la sentencia del Tribunal