Archivo
En cinco establecimientos fueron detectados los llamados "rastrillos" que son aparatos electrónicos utilizados para el robo de combustible

Durante 2019 el erario federal obtuvo 88 millones de pesos en multas aplicadas a las empresas que se dedican al suministro de gasolina en todo el país.

En la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, el titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Ricardo Sheffield, presentó su informe anual de los energéticos.

Afirmó que al cierre de 2019 se registró estabilidad en el precio de los combustibles e incluso una disminución en el mismo a nivel nacional por lo que para 2020 se prevé que la gasolina regular se venda en un promedio de 18.29 pesos; la premium en 19.73 pesos y el diésel en 19.48 pesos el litro.

El funcionario informó que de diciembre de 2018 al cierre de 2019, el organismo a su cargo aplicó 363 multas a los operadores de las gasolineras en el país.

Al presentar el informe anual de los energéticos, Sheffield detalló que en el primer año de gestión del Presidente López Obrador, la Profeco recibió 11 mil 429 denuncias por supuestas irregularidades en las gasolineras, por lo que realizó 7 mil 999 visitas de verificación en más del 50% de los establecimientos de suministro de combustible en todo el país.

Derivado de estas visitas, 776 gasolineras registraron irregularidades y la Profeco presentó por primera vez 103 denuncias ante la Fiscalía General de la República (FGR) por la posible comisión de delitos relacionados con los hidrocarburos en las gasolineras del país.

Señaló que en cinco establecimientos fueron detectados los llamados "rastrillos" que son aparatos electrónicos utilizados para el robo de combustible, por lo que destacó que para 2020 entrará en vigor la NOM que faculta a la Profeco a revisar los sistemas informáticos de las gasolineras para detectar ordeña.