Quibi se lanzó en Estados Unidos el 6 abril de 2020. (Alonso González - Vanguardia)
Quibi llegó para llevar la cultura de lo rápido e inmediato a un nuevo nivel. Con su contenido que no rebasa los 10 minutos de duración, la nueva plataforma de vídeo parece tener por objetivo reformular la manera en que comprendemos el cine y la televisión.

NUEVA YORK (AP).- Estaban escépticos, el nombre era raro, el concepto un poco loco, pero sonaba interesante.

El actor ganador de dos premios Oscar Christoph Waltz y el astro emergente Stephan James superaron la renuencia inicial y se convirtieron en pioneros de Quibi, la plataforma para teléfonos móviles que ofrece bocadillos de hasta 10 minutos de películas y series.

“Cuando me contaron de todo el proyecto, dije, ‘¿En serio? ¿Tanto se ha reducido el período de atención? ¿Ya está por debajo de 10 minutos?’”, dijo Waltz en tono de broma.

Ahora del otro lado, ambos actores son firmes creyentes en el proceso que transforma su arte en pequeños bocados. “Era algo ingenioso y honestamente me alegra haberme arriesgado”, dijo James. “Los tiempos cambian y nosotros cambiamos con ellos, tenemos que hacerlo”.

Quibi debutó la semana pasada con más de 175 programas planeados para este año, incluyendo “Punk’d”, con Chance the Rapper, y “Chrissy’s Court”, con Chrissy Teigen haciendo de jueza para resolver pequeños casos.

Dos de los programas con guion más prestigiosos son “Most Dangerous Game” de Waltz, con Liam Hemsworth como un hombre que se convierte en presa de cazadores, y "#FreeRayshawn" de James, sobre un hombre al que la policía le tiende una trampa en Nueva Orleáns.

El contenido de Quibi está pensado para ser visto en dispositivos móviles, por lo que no se podrá ver en el televisor. (Alonso González - Vanguardia)

Los actores dijeron que sus platós en Quibi no tenían nada que envidiarle a un plató regular de Hollywood. “No hubieras hecho nada diferente para un proyecto de cine", dijo Waltz.

Su serie incluye 16 episodios de unos 10 minutos cada uno. En total, suma lo que duraría una película para cine, sólo que está servida en trozos.

“Sería una película si los unes, excepto por el hecho de que aquí emplean giros dramáticos adicionales ingeniosos para encadenar las porciones individuales”, dijo.

A James le atrajo su serie de Quibi porque abordaba el tema de la raza y el control policial de un modo muy actual: contando la historia de un hombre negro incriminado por la policía, con referencias al movimiento Black Lives Matter y un guiño al poder de las redes sociales.

“Sin duda. Siempre creo que nuestro poder como artistas es hacer arte que refleje la vida y la sociedad y para mí la historia de ‘#FreeRayshawn’ no es diferente”, dijo.

Waltz, quien ha recibido Premios de la Academia por “Django Unchained” (“Django sin cadenas”) e “Inglourious Basterds” (“Bastardos sin gloria”), dijo que Quibi no debe compararse con otros tipos de producción cinematográfica.

“Sólo porque sea corto no quiere decir que sea de menor calidad o valor”, señaló. “No es el primo menor ni el derivado o forma más pequeña de nada. Es Quibi. Es algo por sí mismo”.

Tampoco cree que el lanzamiento de Quibi señale la muerte del cine o de las películas tradicionales. Las cintas episódicas para celulares simplemente serán parte de la vida de ahora en adelante.

“El que haya retratos miniatura no significa nada para el futuro de la pintura paisajista", señaló. "Sólo porque haya una sonata para violín no quiere decir que cambiará el mundo de las sinfónicas para siempre. No. Estas cosas existen al mismo tiempo”.

James ve a Quibi como una evolución refinada y tecnológica de algo que millones de personas ya hacen: ver series y películas en sus celulares, a través de aplicaciones o en YouTube.

“Para ser honestos, hay un montón de gente que incluso antes de Quibi estaba viendo programas completos en sus teléfonos... Ahora tienes una plataforma que está literalmente hecha para tu teléfono”.

El actor, que adquirió prominencia en 2018 con la serie de Amazon Studio “Homecoming” y la cinta dramática de Barry Jenkins “If Beale Street Could Talk” (“Si la colonia hablara”), dijo que la oferta de Quibi podría reseñarse como cualquier otra serie o película e incluso llegar a competir algún día en los Emmy o los Oscar.

“Es difícil pensar que algo como esto no pueda posiblemente ser parte del futuro de Hollywood, que podamos juzgar estas cosas del mismo modo en que juzgamos cualquier otra pieza de contenido”, dijo. “Hay muchísimo material maravilloso en estos programas, así que no veo por qué no”.

AP

The Associated Press o AP es una agencia de noticias de Estados Unidos fundada en 1846. Es una cooperativa propiedad de sus periódicos, y estaciones de radio y televisión contribuyentes en los Estados Unidos, que tanto aportan historias como utilizan el material escrito por la misma.