Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores (SRE) | Foto: Cuartoscuro
Al inaugurar el Foro Hacia la Igualdad Salarial entre Mujeres y Hombres, el canciller se refirió al llamado bono de género que, dijo, tiene el potencial para transformar la sociedad en esta generación

Reducir la brecha salarial entre mujeres y hombres, así como generar un sistema de cuidados y respaldo para la mujer trabajadora, representa un reto para transformar en esta generación el perfil social de México, afirmó el secretario Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

Al inaugurar el Foro Hacia la Igualdad Salarial entre Mujeres y Hombres, el canciller se refirió al llamado bono de género que, dijo, tiene el potencial para transformar la sociedad en esta generación.

"Si eso lo hacemos y lo que aquí se propuso, habremos transformado en esta generación el perfil social de México, es decir, ¿Por qué debe de estar en el centro de la agenda? Porque es la forma que tenemos más eficaz para cambiar la sociedad en la que vivimos y abatir la desigualdad, porque la desigualdad ahí tiene su eje, yo diría casi su fundamento.

Acompañado de la presidenta de la Cámara de Diputados, Laura Rojas, el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, además de representantes de organismos feministas, Ebrard aunció que el Gobierno de México buscará el próximo año dar una perspectiva feminista la política exterior de nuestro país. 

“Queremos dar una perspectiva a la política exterior feminista desde un país en vías de desarrollo”, señaló.

En tanto, el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, propuso institucionalizar un sistema de cuidado de menores y adultos mayores para darle mayores oportunidades a las mujeres para que se integren a la vida laboral.

En este sentido, refirió la encuesta de ingreso de los hogares que en 2008 mostraba que el trabajo no remunerado, doméstico y de cuidados representaba el 21.7 por ciento del producto interno bruto, en 2018 subió al 23 por ciento, es decir, nada positivo para las mujeres que quieren obtener un recurso de su trabajo.

“Además de más cuestiones culturales, de las cuestiones sociales, de los estereotipos, hay claramente un problema que, a mí me parecen esos datos arrojan,  que es, va a ser muy difícil que aumentemos la participación de las mujeres en el mercado laboral y muy difícil cerrar la brecha salarial sin no instituimos un sistema de cuidados de menores y adultos mayores”, dijo. 

Reconoció que la inequidad salarial y la falta de participación de mujeres en el mercado laboral, es un tema de justicia social, de equidad de género y económico.