Foto: Archivo
Presenta Colegio de México 'El Origen del Cártel'

Las desapariciones y asesinatos perpetrados en los municipios de Allende y Piedras Negras en el 2011, cambiaron el panorama del crimen organizado en la región, concluyeron Académicos del Colegio de México en la investigación “El origen de Los Zetas y su expansión en el norte de Coahuila”.

En seguimiento a la investigación “El Yugo Zeta”, que retrata lo que llamaron “La Venganza Zeta” por las desapariciones y asesinatos cometidos en Allende y en el penal de Piedras Negras, los académicos Víctor Manuel Sánchez Valdés y Manuel Pérez Aguirre publicaron un nuevo documento sobre la presencia del crimen en la Región Norte de Coahuila.

 

La investigación concluye que Piedras Negras se convirtió en un punto clave para la operación de Los Zetas por su cercanía con Tamaulipas y su conexión a los Estados Unidos por Eagle Pass, Texas.

“Piedras Negras se convirtió en una de las ciudades clave en la estructura de Los Zetas. Prueba de ello es el listado de criminales que, en algún momento de su carrera delictiva, fungieron como jefes de plaza en la ciudad y fueron protagonistas de eventos paradigmáticos de la organización”, señala el documento.

La investigación concluye que los asesinatos y desapariciones en Allende y Piedras Negras fueron un parteaguas en el estado, aunque no se tiene claro el destino de la organización en la región.