Foto: Archivo
El titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño, expresó a los padres de familia que comparte su enojo y desesperación por la persistencia del cierre de escuelas en Oaxaca y Chiapas, donde la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) mantiene su paro indefinido de labores

CIUDAD DE MÉXICO.- El titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Aurelio Nuño, expresó a los padres de familia que comparte su enojo y desesperación por la persistencia del cierre de escuelas en Oaxaca y Chiapas, donde la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) mantiene su paro indefinido de labores.

Sin embargo, aseguró que no hay condiciones para el diálogo con la disidencia magisterial, porque no se negociará la educación de los niños, no se permitirán chantajes ni que los alumnos sean rehenes.

Advirtió que en este momento complicado se aplica la ley a maestros que faltan a sus clases, con descuentos y ceses; llamó a los docentes a que regresen a las aulas para que cumplan con sus obligaciones e insistió en que es necesario ser persistentes en hacer realidad la reforma educativa, porque es la plataforma para el éxito de México.

“No hay condiciones para reiniciar ningún tipo de diálogo hasta que no estén todos los niños de regreso en una aula... No se puede tomar a los niños como rehenes, no se puede utilizar eso como chantaje a la autoridad.

“Tenemos que seguir trabajando en aplicar la ley, hacer las sanciones que corresponden, y un gran esfuerzo para estar abriendo las escuelas y evitar cualquier escenario que pueda trastocar la paz en Oaxaca, en Chiapas o cualquier de los otros estados. Estamos en un momento complicado, en donde sin duda la prioridad es que los niños regresen a clases. Entendemos el malestar y la desesperación de los padres de familia, lo compartimos y en ese sentido nosotros estamos actuando”.

Nuño Mayer señaló que Michoacán y Guerrero están cercanos a 100% de la normalidad operativa y que la SEP está aplicando la ley, en el marco de la exigencia de organismos como Mexicanos Primero, que pidió secar de recursos las arcas de la disidencia magisterial para terminar con el conflicto.

“Estamos aplicando la ley. Por ejemplo, los comisionados sindicales son legales, pero no pueden estar pagados por la SEP, nosotros hemos dejado de pagar a los comisionados, es una de las demandas que ellos han tenido y para nosotros es muy claro que eso no puede seguir sucediendo. Los comisionados sindicales deben ser pagados por el propio sindicato, no por nosotros”.

Lamentó expresiones políticas como las de Morena, “a favor de que los niños sigan sin tener clases” y que “en aras de un objetivo político se estén privilegiando los intereses de grupo y una visión clientelar de la educación”.

Dijo que es necesario reforzar la reforma educativa, a la cual calificó como la más importante, puesto que es la plataforma para que México pueda ser “un país exitoso”.