Cuauhtémoc Blanco, Gobernador de Morelos / Foto: Especial
El gobernador de Morelos dijo que su estrategia de seguridad ha funcionado, pero que los indicadores de violencia se han movido poco

Mientras que el número de homicidios dolosos rebasa los 55 en lo que va de 2019 en Morelos, el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo aseguró que la estrategia de seguridad su gobierno está funcionando, pero que los índices se mueven poco porque “son un chingo” de delincuentes los que hay en la calle.

En entrevista, Blanco Bravo apuntó que mientras sus detractores aseguran que durante su administración las cifras de delitos se han elevado, el mandatario estatal reconoció que la situación “no es fácil”, pero que los índices “si han bajado un poco”.

“No estamos rebasados. No es fácil (la tarea de seguridad). Es que imagínate cuántos delincuentes hay…. ¡Hay un chingo!, es una realidad, y en eso vamos a trabajar a mil, porque no podemos permitir mas abusos, mas robos, más asesinatos. Y no nada mas en el estado, también todo el país está igual”, puntualizó.

Blanco Bravo desestimó las criticas en su contra en materia de seguridad y violencia, y respecto a la nueva marcha contra la Violencia e Inseguridad que se está convocando para el próximo domingo 27 de enero, el gobernador dijo que es promovida por “gente que me pidió trabajo” y no se los dio, por lo que consideró que es una venganza.