Archivo
Los hechos ocurrieron en el camino a la altura del poblado Graseros

Lerdo,  Durango.- Un muerto y un herido fue el saldo de la balacera suscitada la noche del viernes en un camino de terracería en el municipio de Lerdo, donde los ocupantes de una pick up fueron emboscados por varios sujetos.

En el ataque resultaron ilesos un niño de tres años y un joven de 18, quienes manifestaron que no vieron quienes les dispararon, que sólo escucharon las detonaciones.

Los hechos ocurrieron en el camino a la altura del poblado Graseros,  en la carretera que va del rancho Las Cuevas a la presa Francisco Zarco.

En ese lugar quedó sin vida el conductor de una Ford Ranger negra,  Jaime Gallegos Vargas, de 50 años,  quien recibió  un balazo en el pecho y otro en el abdomen.

El herido,  identificado como Luis Alberto González Alvarado,  de 23 años, fue trasladado a la clínica del Seguro Social en Cuencamé,  donde los médicos  lo reportan delicado a causa de un balazo en el costado izquierdo,  aunque tiene otro en el húmero del mismo lado.

Según se dio a conocer,  las cuatro personas viajaban con rumbo hacia Graseros,  de donde son originarios,  y en el camino  se suscitó la agresión sin que se percataran quién o de dónde les dispararon.

Para la práctica de la necropsia, el agente del Ministerio Público dispuso el traslado del cuerpo a las instalaciones del Servicio Médico Forense (Semdfo).