Foto: Especial
Coahuila comparte con EU el acuífero Allende-Piedras Negras …y por el momento solo se (sobre) explota en el lado mexicano; en Texas, la “regla de captura” se puede resumir en: si puedes bombearla, es tuya

La falta de un marco regulatorio entre México y Estados Unidos podría derivar en una “guerra” por el agua entre Coahuila y Texas, pues de este lado de la frontera se sobreexplota al menos un acuífero compartido: el Allende-Piedras Negras.

Una investigación de Rosario Sánchez Flores –saltillense que se desempeña como académica en la universidad de Texas A&M–, la cual fue retomada por Quartz y la organización Texas Observer, revela que esta situación genera que en Coahuila se extraiga más agua de la que regresa a esta fuente subterránea, mientas en EU prácticamente no se aprovecha.

Por ello, Sánchez Flores señala que es urgente un acuerdo binacional para controlar la extracción del líquido, que en el lado mexicano se destina principalmente a la agricultura e industria.

En entrevista con VANGUARDIA MX durante una visita a la capital del estado, pues radica desde el año 2000 en EU, la científica detalló que el 60 por ciento de la extensión del acuífero Allende-Piedras Negras está en Coahuila y el 40 por ciento restante en Texas.

Al rato vamos a tener a un alcalde del otro lado, un Presidente con nervios de que le están robando el agua, que cierra fronteras, que pone un muro subterráneo; ese es el nivel de la ridiculez que tenemos, de negociación binacional”.
Rosario Sánchez Flores, investigadora saltillense de la Universidad Texas A&M.

No obstante, en el territorio nacional se explota un 95 por ciento del agua subterránea, y en EU solo el 5 por ciento.

Lo que puedo decir es que el acuífero ahorita presenta grados de sobreexplotación en algunas partes. En los últimos 20 años lo que sale del acuífero es mayor a lo que entra, se usa más agua de la que se recupera, ese es el riesgo”, subrayó.

En el estado, la mayor parte de la extracción se destina a actividades productivas y la demanda es cada vez mayor. En ese sentido, la elaboración de cerveza (como la planta de Constellation Brands instalada en Nava, que utiliza agua del acuífero) o proyectos de extracción de gas mediante el fracking podrían convertirse en una cuestión de seguridad internacional.

“A medida que la demanda de agua subterránea sea mayor, que el fracking empiece a ejercer una presión, que empiecen a subir los niveles de concentración, a aparecer el arsénico, la calidad de agua empieza a bajar, entre otras consecuencias de la sobreexplotación”, expuso Sánchez Flores.

Ante esa situación, opinó que se deben de establecer convenios específicos para cada cauce, con el fin de evitar conflictos futuros.

“El agua no es infinita, el agua superficial se está agotando y cada vez más agua subterránea se demanda. Se puede venir un increíble caos”, subrayó.

Difieren leyes entre lo público y lo privado:

>En Texas, la “regla de captura” se puede resumir en: si puedes bombearla, es tuya

>En el lado mexicano, el agua subterránea está controlada por el Gobierno Federal (Comisión Nacional del Agua) y se considera un bien de la Nación, mientras en EU se trata de propiedad privada.