Foto: Especial
Sandra Zúñiga, de 25 años de edad, salió a trabajar el martes como todas las mañanas pero fue secuestrada y brutalmente asesinada, su cuerpo embolsado y con muestras de haber sido degollado

Fue encontrado el cuerpo de una mujer decapitada dentro de bolsas negras, en Río Blanco, Veracruz, con mensaje dirigido al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Sandra Zuñiga, como fue identificada, fue levantada por sujetos armados en la calle de la colonia Cristobal Perdmoo, en la colonia Modelo, por presuntos integrantes del cártel de “Los Zetas“, como un supuesto mensaje para el CJNG.

Alrededor de las seis de la mañana de este jueves, fue reportado el hallazgo del cuerpo de Sandra en dos bolsas negras -de una sobresalían sus piernas y en otra se encontraba su cabeza-, entre las calles Mártires 15 de Mayo y Camino Nacional, en la colonia Agraria.

Sobre las bolsas, de acuerdo con el portal Diario de Xalapa, había un mensaje de amenaza de “Los Zetas” al CJNG, advirtiendo que comenzaría un “baño de sangre” en la zona.

Agentes ministeriales y peritos forenses retiraron el cuerpo que, fue llevado al Semefo.

Foto: Especial

Fue identificada, dicen que era una persona 'tranquila'

Sandra Zúñiga, de 25 años de edad, salió a trabajar el martes como todas las mañanas pero fue secuestrada y brutalmente asesinada, su cuerpo embolsado y con muestras de haber sido degollado fue encontrado en una calle este jueves en el estado de Veracruz.

Sandra trabajaba para una empresa refresquera en la zona industrial de las Altas Montañas, salió de su domicilio y caminaba por la calle Cristóbal Perdomo, entre las avenidas Ferrocarril y Felipe Carrillo Puerto cuando sujetos armados la privaron de su libertad. El lugar del plagio se ha convertido en un foco de delitos de alto impacto en la región, alertaron medios locales.

Foto: Especial

Sus familiares difundieron su fotografía en redes sociales para hallarla pero ya no fue posible encontrarla con vida, ayer por la mañana, vecinos de la colonia Agraria reportaron que un cuerpo estaba embolsado y tirado sobre la calle Úrsulo Galván, a escasos 40 metros de Camino Nacional.

El cuerpo pertenecía a Sandra, quien mostraba señas de haber sido torturada, degollada y mutilada. En fotografías difundidas en medios, la víctima se aprecia sobre una acera con los pies afuera de la bolsa y un rastro de sangre dibujado sobre el pavimento. Horas más tarde fue identificada por sus familiares en el Servicio Médico Forense (Semefo).

De acuerdo con allegados, por la joven trabajadora se había pedido un millón de pesos por parte de sus captores, mismos que la familia trató de reunir, pero estaba lejos de sus posibilidades económicas, deatlló el diario local e-Vecaruz.

Poco activa en redes sociales, allegados a la víctima la refieren como una persona "tranquila". La joven ocasionalmente compartía contenidos en su cuenta de Facebook; entre sus recuerdos destaca una foto familiar donde ella se muestra sonriente, acompañada por su madre y sus hermanos, quienes hoy lamentan su crimen.

Con información de medios