Evergrande recibió 8 mil mdd mientras su firma acumulaba deudas

Noticias
/ 24 septiembre 2021

De la fortuna actual estimada en 11.5 mil millones de dólares de Hui, Forbes calculó que 8 mil millones provienen de dividendos en efectivo pagados a Hui desde la OPI de Evergrande en 2009 en la Bolsa de Valores de Hong Kong

En medio del caos que rodea a las preocupaciones sobre los pagos de la deuda por parte del promotor inmobiliario chino Evergrande Group, es bueno ser el presidente de la compañía.

Aunque la caída del 80% de las acciones de Evergrande Group en lo que va del año ha hecho mella en la fortuna de su fundador y presidente multimillonario, Hui Ka Yan seguirá siendo extraordinariamente rico incluso si la compañía colapsa bajo el peso de sus más de 300 mil millones de dólares en deuda, en una reacción en cadena que ha sacudido la economía mundial esta semana.

De la fortuna actual estimada en 11.5 mil millones de dólares de Hui, Forbes calculó que 8 mil millones provienen de dividendos en efectivo pagados a Hui desde la OPI de Evergrande en 2009 en la Bolsa de Valores de Hong Kong. Los pasivos totales de la promotora inmobiliaria han aumentado cada año desde que salió a bolsa, según sus informes anuales, pero ha pagado un dividendo todos los años excepto en 2016.

Los dividendos han ido principalmente al bolsillo de un hombre: Hui, quién posee 10,200 millones de acciones de Evergrande, una participación del 77% en la empresa. Evergrande pagó dividendos de 1.13 yuanes por acción (0.17 dólares) para el año 2017 y 1,419 yuanes por acción ($ 0.22 dólares) para 2018, lo que resultó en más de 4 mil millones de dólares en ingresos para Hui solo durante esos dos años. (Los dividendos en Hong Kong no están gravados). Durante ese período, la deuda de Evergrande aumentó de 179 mil millones a 243 mil millones de dólares. A fines de 2020, Evergrande tenía 302 mil millones de dólares (1,950 millones de yuanes) en pasivos, frente a los 7.7 mil millones (49.9 mil millones de yuanes) en 2009 cuando la compañía salió a bolsa.

“La responsabilidad recae más en los prestamistas. Si los prestamistas son conscientes del hecho de que el uso de los ingresos es para financiar un dividendo, deben tener más cuidado ”, dice el consultor de finanzas corporativas Robert Willens. “Con frecuencia, en casos como este, un prestamista solicitará una garantía por parte del accionista principal. No sería sorprendente descubrir que había algún tipo de acuerdo en el que el accionista estaría en apuros”.

Fundada hace 25 años en Guangzhou, Evergrande se ha convertido en el segundo desarrollador inmobiliario más grande de China por ventas bajo el liderazgo de Hui, detrás de Country Garden Holdings, pero las preocupaciones sobre su deuda creciente y su incapacidad para pagar intereses han llevado a que sus acciones caigan drásticamente este año. Evergrande llevó al mercado inmobiliario de China al borde del desastre la semana pasada cuando advirtió a los bancos que no podría cumplir con los pagos de la deuda que vencen este mes. El desarrollador todavía debe aproximadamente 1.6 millones de apartamentos sin terminar a compradores que ya han realizado el pago inicial.

“Es muy difícil para mí decir si Hui Ka Yan permanece en su lugar o no. Creo que Evergrande tendrá que vender sus activos secundarios y tendrá que ceder muchos de sus desarrollos a los desarrolladores nacionales”, dice Anne Stevenson-Yang, cofundadora de J Capital Research, con sede en Nueva York y experta en China. “¿Qué significa eso para la deuda interna de las personas que han comprado productos de gestión patrimonial, apartamentos, prestado dinero a Evergrande o construido para Evergrande? Eso no es algo que vaya a ser rescatado”.

(Con información de Forbes)