Te quedan artículos para leer en este mes. El registro es gratis.
Regístrate | Login

António Guterres es contundente, el mundo está peor de lo que estaba hace cinco años

Internacional
/ 21 enero 2022

El panorama mundial para António Guterres en el inicio de su segundo mandato como secretario general de Naciones Unidas, es que el mundo está peor en muchos aspectos de lo que estaba hace cinco.

Durante una entrevista concedida a The Associated Press, António Guterres dijo que el llamado a la paz que lanzó en su primer día en el cargo, el 1 de enero de 2017, y las prioridades de su primer mandato, tratar de prevenir conflictos y atajar las desigualdades globales, la crisis del COVID-19 y un planeta con una temperatura cada vez más alta, no han cambiado.

El secretario general de la ONU no tiene poder”, precisó Guterres. “Podemos tener influencia. Puedo convencer. Puedo mediar, pero no tengo poder”. añadió

Antes de convertirse en el secretario general de la ONU, Guterres explicó que imaginaba el cargo como el de “un convocante, un mediador, un constructor de puentes y un intermediario honesto para ayudar a encontrar soluciones que beneficien a todos los implicados”.

Durante la entrevista informó que esta semana habló con el enviado de la Unión Africana, Olusegun Obasanjo; dos veces con el presidente de Kenia, Uhuru Kenyatta, y una con el primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed, en su intento para lograr el cese de las hostilidades entre el gobierno etíope y las fuerzas de la región de Tigray.

Espero que estemos en una situación en la que pronto pueda producirse el cese de las hostilidades, y es ahí donde estoy concentrando la mayoría de mis esfuerzos”, aseguró.

Así mismo Guterres dijo que ha estado en conversaciones telefónicas para tratar de que el liderazgo militar de Mali, que recientemente retrasó las elecciones previstas para el próximo mes a 2026, reduzcan ese plazo. Explicó que platicó con el líder militar de Mali, el presidente Assimi Goita; con tres presidentes de ECOWAS, un grupo regional que engloba a 15 naciones de África Occidental; con el primer ministro de Argelia y con el líder de la Unión Africana sobre “cómo asegurar que en Mali hay un calendario aceptable para una transición a un gobierno civil”.

En opinión de Guterres el Consejo de Seguridad de la ONU tiene el poder para mantener la paz y la seguridad internacionales, imponiendo incluso sanciones y ordenando acciones militares, está dividido, especialmente sus cinco miembros con derecho a veto. Rusia y China suelen estar en desacuerdo con Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia en asuntos clave, como la nueva ronda de sanciones contra Corea del Norte.

Sobre si Rusia, que ha acumulado 100,000 soldados en la frontera con Ucrania, invadirá la exrepública soviética, Guterres expresó: “No creo que Rusia invada Ucrania y espero que mi creencia sea correcta”.

AP: ¿Qué le hace pensar que Moscú no invadirá cuando Joe Biden y otros creen que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, enviará tropas a Ucrania?

Porque no creo en una solución militar para los problemas existentes, y creo que la forma más racional de resolver esos problemas es a través de la diplomacia y el compromiso con un diálogo serio”, aseguró Guterres, que hizo hincapié en que una invasión tendría “terribles consecuencias”.

Está previsto que Guterres pronuncie un discurso ante las 193 naciones de la ONU en la Asamblea General hoy en el que detallará sus prioridades para 2022. Siendo las tres más inmediatas: la falta de vacunas en gran parte del mundo, la necesidad de reducir las emisiones en un 45% en esta década para tratar de alcanzar el objetivo internacional de limitar el futuro calentamiento global a 1.5 grados Celsius y la situación financiera “extremadamente injusta” en un sistema que favorece a los países ricos.

Necesitamos una reforma profunda en nuestro sistema financiero internacional para asegurar que hay más justicia en la forma en la que están disponibles los recursos para permitir que la recuperación (del COVID-19) sea posible en todas partes”, precisó Guterres.

En otro tema importante para Guterres es que el pueblo afgano no puede ser castigado de forma colectiva por “las cosas malas que hace el Talibán”, por lo que considera que es absolutamente esencial incrementar de forma masiva la ayuda humanitariaporque los afganos están en una situación desesperada con riesgo de muertes por hambre” y enfermedades en un invierno gélido y en plena pandemia del coronavirus.“Más de la mitad de la población necesita desesperadamente ayuda humanitaria”, añadió.

Guterres explicó que el reconocimiento del gobierno talibán depende de cada estado miembro y que la ONU ha estado presionando al grupo, que tomó el poder en agosto coincidiendo con la retirada del país de las tropas de Estados Unidos y la OTAN luego de 20 años, para que garantice los derechos humanos, especialmente el de las mujeres al trabajo y el de las niñas a la educación, y para que forme un ejecutivo más inclusivo que refleje la diversidad de la población afgana.

Con información de la Agencia The Associated Press.

COMPARTE ESTA NOTICIA

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie

Anuncio
Anuncio
Anuncio