“No me encuentro prófuga”: Dueña de Elohim, clínica de Monterrey donde murió Cinthia Vega

Nacional
/ 19 octubre 2021

La presunta médica declaró que cooperará con la ley para esclarecer lo ocurrido con Cinthia en el spa

MONTERREY, NL.- La supuesta personal médico que atendió a Cinthia Vega Chapa, joven de 22 años que falleció al someterse a una cirugía estética en Monterrey declaró no estar prófuga de la justicia, como trascendió hace unas semanas.

La encargada de Elohim Servicios Integrales Estéticos, Nancy Mireles, dio una entrevista para un medio de comunicación del estado neoleonés, asegurando que el día de los hechos no huyó de la clínica donde fue atendida la joven y agregó que incluso acompañó a la madre de la ahora fallecida.

“No me encuentro prófuga como ya la escucharon del propio vicefiscal, no hay una orden de aprehensión en mi contra, no hui del hospital, yo estuve ahí hasta el momento del deceso de la joven, estuve acompañando a la mamá, me retiré ya después por causas externas, lo que hice fue seguir las recomendaciones de mis abogados y después de todo lo que se especuló pues para resguardar mi integridad y la de mi familia”, declaró.

En su entrevista de poco menos de media hora, agregó que nunca actuó con dolo para que Cinthia perdiera la vida y que se presentará ante la Fiscalía si es necesario para dar las pruebas de su inocencia.

“Claro que sí, todo está en manos de mis abogados, tengo que presentarme en la Fiscalía mostrar mis pruebas, mis argumentos, y que sean las autoridades que resuelvan el caso, que dictaminen si hubo o no hubo algún delito, que de antemano jamás se actuó con dolo menos de mi persona, hay muchos pacientes que me conocen que saben que siempre cuidé y atendí de la mejor manera a todos mis pacientes”.

Mireles también aseveró que la paciente no quiso acudir al Hospital Universitario Dr. José Eleuterio González al momento en que complicó su estado de salud, ya que, no quería “preocupar a su mamá” por lo que decidieron llevarla a la Clínica Camino Real, donde falleció.

“Siempre le externé que yo me iba a hacer cargo, incluso fue un familiar de la persona quien se acerca con mi esposo y le pide su INE, y mi esposo se la dio, la familia aún conserva el INE de mi esposo y nos retiramos hasta cuando fallece la persona”, explicó Nancy Mireles.

Aseguró que cuenta con una licenciatura en Medicina General por medio de un examen Ceneval, así como acreditaciones para los servicios que brindaba en el establecimiento; también agregó que operaba con permisos, mismo que demostrará ante autoridades.

El pasado 6 de octubre la joven Cinthia Vega Chapa, de 22 años, falleció tras practicarse una liposucción en una clínica localizada en Monterrey.

(Con información de Telediario Monterrey)

COMPARTE ESTA NOTICIA

Newsletter

Suscríbete y recibe las noticias del día antes que nadie