12,462 millones de dólares registró el endeudamiento de México en el primer trimestre del año.

CDMX.- El endeudamiento del Gobierno mexicano vía bonos en las principales plazas financieras del mundo alcanzó los 12 mil 462 millones de dólares al primer trimestre de 2016, cifra 33% superior a la de igual lapso de 2015 y la más alta en los últimos 21 años en que se publican estas cifras, según el resultado de la Balanza de Pagos al primer trimestre de 2016, dada a conocer por el Banco de México.

El repunte más significativo para un primer trimestre se registró en 2014, cuando los valores emitidos en el exterior sumaron 5 mil 554 mdd, 121% por arriba de lo colocado un año antes. Para 2015 estos flujos aumentaron 69% frente a lo registrado en 2014.

Esto ciertamente describe una acelerada tendencia al endeudamiento del Gobierno federal en las principales plazas financieras del orbe, particularmente evidente en los últimos tres años.

Las cifras de la Secretaría de Hacienda sobre las colocaciones en los mercados internacionales al primer tercio del año indican que 40% de los flujos obtenidos en ese lapso correspondió directamente a gobierno federal y el 60% restante a la empresa productiva del Estado, Pemex.

En contraparte al ingreso que representó la colocación de deuda, está el costo financiero de la misma, que de acuerdo con el banco central sumó 5,582 millones de dólares este primer trimestre del 2016, 7% más del registrado un año antes.

De éstos 2,425 millones de dólares fueron pagos del sector público y 3,158 millones de dólares del privado; las primeras fueron 14% superiores a las de un año atrás, mientras que las de las empresas privadas reflejaron un avance de 2% en dicho lapso.

Deuda crece por bajos ingresos de Pemex
Para Gerardo Copca, analista de MetAnálisis, la explicación del endeudamiento está en la fuerte caída de los ingresos de Pemex y su delicada situación financiera ante proveedores, así como la combinación de la caída en los volúmenes de producción que acompañó la baja en los precios internacionales del petróleo, que en la segunda quincena de enero alcanzaron cotizaciones que no se veían desde el primer bimestre del 2002.