Archivo
Las personas mayores a los 68 años tendrán derecho a recibir por parte del Estado una pensión "no contributiva", en caso de indígenas este apoyo económico se les entregará desde los 65 años

El presidente Andrés Manuel López Obrador envió una iniciativa de reforma constitucional con la que busca crear el Sistema Nacional de Salud para el Bienestar y otorgar atención integral de salud a toda la población mexicana que no cuente con seguridad social.

Además, la reforma enviada a la Cámara de Diputados plantea el otorgamiento de una pensión o "apoyo económico" a las personas que tengan una discapacidad permanente y para esta prestación tendrán prioridad los mexicanos menores de 18 años, los indígenas de hasta 64 años y la población que se encuentre en condición de pobreza.

Además, las personas mayores a los 68 años tendrán derecho a recibir por parte del Estado una pensión "no contributiva" y en caso de indígenas este apoyo económico se les entregará desde los 65 años.

"El estado, conforme a la disponibilidad de los recursos, deberá establecer un sistema de becas para los estudiantes de todos los niveles escolares pertenecientes a las familias que se encuentren en condición de pobreza para garantizar la equidad, el derecho a la educación", describe la iniciativa del Ejecutivo Federal.