Archivo
Las modificaciones se hicieron para que la persona que cometa el delito no vuelva a ejercer su profesión cuando ésta se relacione con la atención a menores

El pleno del Senado de la República avaló reformas a la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes para inhabilitar definitivamente a profesionistas que, en el ejercicio de sus funciones, abusen sexualmente de menores de edad.

Las modificaciones se hicieron en la fracción XI del artículo 57 e esa ley y del artículo 266 Bis del Código Penal Federal, para que la persona que cometa el delito no vuelva a ejercer su profesión cuando ésta se relacione con la atención a menores.

El dictamen, que fue enviado a la Cámara de Diputados para que se analice y cumpla con su proceso legislativo, también pretende prevenir y atender cualquier otra forma de violencia en contra de los niños mexicanos. 

De acuerdo con los legisladores, cada año, más de 4.5 millones de niños sufren algún tipo de abuso sexual en el país. El dictamen fue avalado por unanimidad en el pleno.