Especial
El mandatario criticó que a pesar de su petición durante la reunión del G-20 sobre respetar los precios del petróleo "lo que hicieron fue desatar aún más la crisis"

El presidente Andrés Manuel López Obrador acusó que, a pesar de que, el pasado jueves en la reunión virtual del G-20, pidió una tregua a las naciones para que no optará por los monopolios comerciales y de que se resolviera el tema de los precios del petróleo, Arabia Saudita hizo todo lo contrario y los precios del petróleo crudo cayeron ayer lunes.

En conferencia de prensa, el mandatario señaló que, debido a esta decisión, el precio del petróleo crudo en México cayó "como nunca se había visto en los últimos tiempos creo que desde hace más de 20 años".

"Aquí recuerdo que cuando tuvimos la teleconferencia de jefes de Estado del G-20 hice un llamado a una tregua, a que no hubiese imposición de aranceles de manera unilateral, que no se optará por los monopolios  comerciales, que se resolviera lo del precios del petróleo, (pero) parece que les dije a los que estaban ahí involucrados lo contrario, porque lo que hicieron fue desatar aún más la crisis en los precios, porque un país productor (Arabia Saudita) declaró ayer que iba a aumentar el volumen de sus exportaciones y eso tumbó el precio del petróleo crudo y eso afecta la economía mundial", explicó.

En Palacio Nacional, el titular del Ejecutivo federal aseguró que, a pesar de esta situación, su administración tiene un plan que explicará este domingo al presentar su informe de gobierno, y volvió a llamar a los gasolineros a que no se queden con el excedente o con mayor ganancia de la venta del combustible "o con ganancia indebida, que no se aproveche de lo que está sucediendo".

"La magna no puede venderse más de 16 pesos, no hay razón, incluso puede venderse a menor precio porque Petróleos Mexicanos (Pemex) la está distribuyendo a precios bajos, porque bajaron los precios de importación de gasolinas".