En su propuesta presentada al Pleno del Senado, planteó una pena de dos a diez años de prisión y por el equivalente de trescientos a tres mil días multa, a quien ilícitamente provoque un incendio en un bosque, selva, vegetación natural . Foto: Cortesía
Menciona el senador Jesús Casillas que, de acuerdo con cifras de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), más del 90% de los incendios forestales los originan acciones humanas

El senador Jesús Casillas propuso una adición al párrafo del artículo 420 Bis, del Código Penal Federal, para fincar responsabilidad a las personas que provoquen incendios forestales, y en los que los brigadistas que acudan a combatirlos resulten con lesiones o incluso pierdan la vida.

En su propuesta presentada al Pleno del Senado, planteó una pena de dos a diez años de prisión y por el equivalente de trescientos a tres mil días multa, a quien ilícitamente provoque un incendio en un bosque, selva, vegetación natural o terrenos forestales, que dañe elementos naturales, flora, fauna, los ecosistemas o al ambiente.

Se aplicará una pena adicional hasta de dos años de prisión y hasta mil días multa adicionales, cuando se afecte un área natural protegida, o el autor o partícipe del delito realice la conducta para obtener un lucro o beneficio económico, apuntó el legislador priista por el estado de Jalisco.

Lamentó que en el mayor número de los siniestros interviene la mano del hombre, y mencionó que de acuerdo con cifras de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), más del 90% de los incendios forestales los originan acciones humanas.

Casillas Romero detalló que entre las causas de los siniestros están quemas agrícolas, tala inmoderada e ilegal, en la que los infractores dejan abandonadas ramas que se convierten en peligroso combustible, fogatas, colillas de cigarros, quema de basura y algunos trabajos forestales.

Además, existen casos en los que los incendios ya no sólo son ocasionados por negligencia, descuido o desconocimiento, pues gravemente son provocados de manera intencional. Piromanía, vandalismo, especulación urbanística, bajar el precio de la madera, son algunos de los supuestos, agregó.

Detalló el senador que entre las causas de los siniestros están quemas agrícolas, tala inmoderada e ilegal, en la que los infractores dejan abandonadas ramas que se convierten en peligroso combustible. Foto: Archivo