Inactivo. El agujero negro de la Vía Láctea devoraría el gas circundante hasta incrementar 10 veces su tamaño. Foto: AP
El ‘choque’ entre la Vía Láctea y la Nube de Magallanes produciría este fenómeno

CDMX.- La colisión de la Vía Láctea con otra galaxia podría darse antes de lo esperado, según un estudio de científicos de la Universidad de Durham.

La Vía Láctea posee una gran cantidad de galaxias satélite, como la Gran Nube de Magallanes, ubicada a cerca de 163 mil años luz de distancia, con la que, según la investigación, se producirá el choque dentro de dos mil millones de años.

El doctor del Instituto de Astronomía (IA) de la Universidad Nacional Autónoma de México, Joel Sánchez Bermúdez, explicó que la interacción de ambas galaxias se dará porque se encuentran en movimiento y viajan a lo largo del espacio.

Precisó que la Vía Láctea viaja a una velocidad cercana a los 500 kilómetros por segundo; nosotros, la Tierra, nos movemos dentro de ella, sostuvo.

“Cuando digo que van a interactuar, significa que el material del cual están compuestas las galaxias tanto las estrellas como el gas y polvo puede entrar en una interacción dinámica, como una especie de colisión”, apuntó.

De acuerdo con un artículo publicado en la revista mensual de la Royal Astronomical Society, la unión de las galaxias despertaría el agujero negro inactivo de la Vía Láctea, el cual comenzaría a devorar el gas circundante hasta incrementar 10 veces su tamaño.

Sánchez Bermúdez explicó que los agujeros negros estelares se forman de la muerte de las estrellas más masivas, aquellas que al menos tienen 8 veces la masa del Sol, importantes para la evolución química del Universo, porque dentro de ellas se forman la mayoría de los elementos químicos.

“Son agujeros negros porque la gravedad que tienen es tan grande que ni siquiera la luz puede escapar de ellos. Por ello no se pueden ver con el ojo humano”, señaló.

(Con información de Notimex y La Jornada)