Archivo
1,100 millones de dólares son las pérdidas que ha generado al año entre 2005 y 2017 a Pemex, el combustóleo.

CDMX.- El nuevo Gobierno planea llevar el Sistema Nacional de Refinación a su máxima capacidad para abastecer por completo al mercado nacional y dejar de depender de las importaciones de petrolíferos.

Para lograrlo, invertirá en las seis refinerías actuales de Petróleos Mexicanos (Pemex) y construirá una nueva.

Sin embargo, en este intento, la compañía corre el riesgo de tapar sus propias arterias con el llamado combustóleo, un subproducto de la refinación que ha generado 1,100 millones de dólares (mdd) de pérdidas al año en Pemex entre 2005 y 2017, debido a su poco valor en el mercado.

Además, una mayor producción de combustóleo provoca problemas para el funcionamiento de las refinerías, que tendrán más dificultades para deshacerse de este producto en el futuro.

En el proceso de refinación para obtener gasolinas, también se genera combustóleo. Y la producción de combustóleo se ha acelerado en los últimos años: en 2018, de cada barril de crudo refinado, 29.45% resultó combustóleo, cuando en 2013 era de 21%, según cifras de Pemex.