Archivo
La doctora Lluvia Soriano Melgar explicó que desde hace aproximadamente 10 años que se trabaja con el Látex Polivinílico elaborado en el CIQA

En el marco del Día Mundial de la Alimentación, el Centro de Investigación en Química Aplicada dio a conocer que a nivel global se desperdician mil 300 toneladas de alimentos anualmente, equivalente a la producción de mil 440 millones de hectáreas, es decir, la extensión del territorio de Estados Unidos hasta Ecuador.

Ante la situación, doctores investigadores ofrecieron una serie de conferencias destacando los procesos que se realizan en el Centro de Investigación como la preservación de alimentos mediante empaques plásticos, la tecnología plasma y su aplicación en el área de alimentos, así como recubrimientos poliméricos para proteger futas y verduras postcosecha.

En este último tema, la doctora Lluvia Soriano Melgar explicó que desde hace aproximadamente 10 años que se trabaja con el Látex Polivinílico elaborado en el CIQA, lo cual hace más duraderos los alimentos.

Gracias a la iniciativa del doctor René Peralta Rodríguez se comenzó a cubrir los alimentos postcosecha para alargar la vida de frutos y vegetales como hortalizas. Son recubrimientos sintéticos, a base de agua, lo que representa ventaja para el producto.

Aunque inicialmente se tuvo una buena adherencia del sustrato al fruto, se ha logrado formar el Poliacetato de Vinilo con alcohol vinílico —mediante una hidrólisis—, que se planea implementar a gran escala, sin embargo, el proyecto continúa para verse realizado de dicha forma.

Cabe destacar que, si el fruto arándano perdura en temperatura ambiente normalmente 3 días, con el recubrimiento agrega alrededor de 56 días, el látex alarga la vida de poscosecha.