Foto: Especial
Estos hombres de 30 y 35 años “iban caracterizados como adultos mayores, pintados de canas en el cabello y las cejas y con careta para que no fueran reconocidos”, en la CDMX

CIUDAD DE MÉXICO.- Dos hombres de 30 y 35 años fueron detenidos en una Macro Unidad de Vacunación de la alcaldía Coyoacán, luego de engañar a personal de salud al acudir disfrazados de adultos mayores y recibir la dosis de Pfizer-BioNTech; están en prisión preventiva por el delito de usurpación de identidad.

El hecho fue dado a conocer por la jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, en su videoconferencia de este miércoles, y dijo que a ambas personas se le sigue el proceso penal conforme a la ley.

Cristina Cruz, delegada estatal de los programas para el Desarrollo del gobierno federal en la Ciudad de México, detalló que el hecho ocurrió el sábado 27 de marzo en el Centro de Estudios Navales en Ciencias de la Salud (Censis) de la Secretaría de Marina (Semar).

“Utilizaron documentación de alguna otra persona, usurpación de identidad, y ya al final del proceso de vacunación, una compañera servidora de la Nación se dio cuenta por la voz que no coincidía. Fue cuando se llamó a las autoridades y se está siguiendo el proceso necesario, se denunció”, explicó.

La funcionaria agregó que estas personas “iban caracterizados como adultos mayores, pintados de canas en el cabello y las cejas y con careta para que no fueran reconocidos”.

En tanto, Sheinbaum Pardo reiteró que la acción de estas dos personas que “falsificaron documentos oficiales”, es un delito penal, razón por la cual fueron detenidos. “Y obviamente sigue su proceso como cualquier otra persona que haga mal uso de los documentos oficiales… (Ellos) cometieron ese delito en el proceso de vacunación”, subrayó.

La mandataria local recordó a la población que es necesario esperar al tiempo en que le corresponda recibir la vacuna, con base en el Plan Nacional de Vacunación, pues éste sigue criterios establecidos para evitar contagios que se tornen en enfermedad grave.

Y recordó que ella misma no ha sido inmunizada, pues está en espera de que le toque conforme a su rango de edad, que es de 58 años.