ALEJANDRO RODRÍGUEZ
El Gobierno Federal en el plan de reactivación económica contempla a 269 municipios de 15 estados del país en la primera etapa

Los “Municipios de la Esperanza” tienen prácticamente nula aportación económica al país, y algunos de ellos incluso viven de remesas y programas sociales, y si bien no presentan contagios, es porque experimentan una baja interacción en sus regiones, explicó Antonio Serrano, director del Instituto de Estudios Empresariales de Canacintra Sureste.

El Gobierno Federal en el plan de reactivación económica contempla a 269 municipios de 15 estados del país en la primera etapa; estos ayuntamientos cuentan con cero contagios y colindan con municipios no contagiados.

Sin embargo “son municipios que no tienen mucha importancia económica dentro de México, y en realidad en los 15 estados en donde se encuentran al revisar los municipios te das cuenta que son de prácticamente nula aportación económica”, afirma.

Serrano dijo que lo que preocupa es que los municipios que regresan a la actividad económica son exageradamente pobres, no tienen aportación a la economía y tampoco tienen de qué vivir.

“Varios de estos municipios viven de remesas internacionales, y obviamente de las dádivas gubernamentales, son municipios que en tercer término viven de los migrantes hacia otras ciudades”, explicó Serrano.

La tasa migratoria de estos municipios que regresan a la actividad económica es alta.

Explicó que desde la perspectiva económica hubiera sido más eficiente dejar a estos municipios confinados.

Aunque advierte ciertos riesgos: “Los riesgos que tienen estos municipios es que no pueden generar lo que necesitan, los paisanos no están trabajando del otro lado de la frontera y los apoyos del Gobierno están a las baja por falta de recursos, entonces van a tener problemas sociales”.

Édgar González

Periodista con 25 años de trayectoria en las secciones de deportiva, comunidad y política. Especialista en temas electorales, de rendición de cuentas, corrupción, transparencia y política. Abogado con Maestría en Mediación.