Foto: Especial
A La Cosmopolitana le han impuesto sanciones económicas y compra de medicamentos, pero pese a ello siguió recibiendo dinero. De 17 contratos que ha obtenido en penales federales, 16 son por adjudicación directa

Por Arturo Angel (@arturoangel20) para Animal Político

La Cosmopolitana, empresa que desde 2006 es la responsable de la alimentación de personas privadas de la libertad en penales federales gracias a los contratos que ha obtenido (en su mayoría por adjudicación directa), ha sido sancionada en al menos 34 ocasiones por enfermar a 5 mil 271 internos, al darles comida contaminada o en mal estado.

Pero no son todos los casos. A dicha cantidad se suman 5 mil 535 internos más que también han sido víctimas de brotes de enfermedades gastrointestinales en cárceles federales donde esta empresa es responsable de la comida, sin que en esos casos la compañía haya sido sancionada.

En total son 10 mil 806 internos que han enfermado de trastornos estomacales en siete distintos penales federales donde La Cosmopolitana es quien distribuye los alimentos. Hubo un caso, el del Centro Federal de Readaptación Social 5 Oriente, donde en un solo día se enfermó la mitad de la población, que es de 3 mil 300 internos.

Así lo revelan datos oficiales proporcionados a Animal Político por el Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social (OADPRS), los cuales confirman además que los 17 contratos por alimentos que dicha dependencia ha concedido en los últimos 12 años para alimentar a los internos federales, han sido, en su totalidad, para La Cosmopolitana.

El 20 de febrero, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que su gobierno ya había iniciado una investigación sobre las contrataciones de alimentos en los penales federales ante posibles hechos de corrupción, y que los resultados y cambios se darían a conocer en breve.

Foto: Especial

Quinto Elemento Lab y VICE publicaron el reportaje “El Cártel de la comida” en el que advierten que La Cosmopolitana ha monopolizado las contrataciones públicas sobre alimentos, a pesar de una trayectoria de problemas de calidad e higiene con los alimentos que provee, en específico, a su mayor cliente, las cárceles federales. El reportaje documentó que de 2002 a 2019 la empresa ha recibido 704 contratos por cerca de 29 mil millones de pesos, —la mitad de ellos proveniente de su negocio con las prisiones federales—.

El reportaje revela que la empresa ha obtenido una tercera parte de los contratos por adjudicación directa y que tiene negocios en múltiples dependencias. Es responsable de la comida en penales estatales, donde también se han reportado irregularidades, y además alimenta a los enfermos que duermen en el IMSS, a los niños en guarderías del DIF, a los atletas del alto rendimiento y a trabajadores que pasan semanas en las plataformas marinas de Pemex, damnificados y policías.

La información obtenida por Animal Político confirma que tan solo los 17 contratos relacionados con los penales federales ascienden a más de 14 mil millones de pesos, y que el último de ellos se le adjudicó directamente pese a las múltiples sanciones que ya había recibido y a los internos que se han enfermado.

Brotes de enfermedad en siete penales... Lee la nota completa en Animal Político