La cantante se sincera en Twitter y acepta ser una chica mala y rebelde, pero jamás de haber engañado al que es y será el hombre de su vida

El truene de Miley Cyrus y Liam Hemsworth ya es una realidad. La noticia ya la confirmaron ambos, pero no sólo eso, Miley se ha visto perjudicada porque desde que se hablaba de los problemas de la pareja, era ella señalada como la que había sido infiel y por eso la relación que ya llevaba una década. 

No por nada la cantante se sinceró con sus fans a través de Twitter en donde abrió hilo y dio la versión de los hechos y habló sin pelos en la lengua justo el día en que se filtraron imágenes de la demanda de divorcio que interpuso Liam.

Y es que Miley fue fotografiada junto a Kaytlinn Carter, la mujer a la que todos señalan como la mujer por la que Miley lo dejó a él. Sin embargo Cyrus tiene su verdad y la dijo en sus redes sociales: “Puedo aceptar que la vida que he escogido significa ser todo el tiempo completamente abierta y 100% transparente con mis fans, a lo que amo, y con el público en general. Pero lo que no puedo aceptar es que se esté diciendo que estoy mintiendo para encubrir un crimen que no he cometido. No tengo nada que esconder”, declaró Cyrus en primer tuit.

Las reacciones de los fans no se hicieron esperar y los mensajes de Miley se hicieron rapidamente tendencia y no era para menos, ella habló de todo y jamás intentó pasar como la víctima: “No es ningún secreto que he salido mucho de fiesta durante mi adolescencia y en mis 20. Que no solo he fumado marihuana, sino también defendido su uso. Que he experimentado con todo tipo de drogas. De hecho, mi canción más grande hasta la fecha habla de bailar bajo los efectos de MDMA e inhalar rayas en el baño”.

Una de las revelaciones que causaron revuelo fue el hecho de que fue corrida del filme Hotel Transilvania por la imagen que ella tenía y por una cosa en particular, un pene, un pastel en forma de pene: "Me expulsaron del Hotel Transilvania por comprarle a Liam un pastel en forma de sus partes íntimas para su cumpleaños y lamerlo", escribió Cyrus, después de decir que perdió un trato con Walmart cuando tenía 17 años por un video de su fumar en un bong".

 

Hasta ahí todo bien, hasta que dejó claro que no estaba avergonzada de su vida loca, pero yampoco le iban a achacar ser la causante de la ruptura de una de las parejas más queridas y sólidas de Hollywood: “He arruinado y engañado en relaciones cuando era más joven. Perdí un contrato enorme con Walmart a los 17 por fumar en un pipa. Me corrieron de un hotel en Transilvania por comprarle a Liam un pastel con forma de pene por su cumpleaños y lamerlo. He cantado desnuda sobre una bola de demolición”.

Finalmente dejó claro algo con lo que ella no puede cargar: El fantasma del engaño y la mentira. 

“Probablemente hay más fotos desnudas de mí en internet que de cualquier mujer en la historia. Pero la verdad es que una vez que Liam y yo nos reconciliamos estaba comprometida con él y solo con él”, afirma.

“Aquí no hay secretos que esconder. He aprendido mucho de todas las experiencia que he vivido en mi vida. No soy perfecta ni tampoco pretendo serlo. Me parece aburrido. He crecido delante de todos ustedes, pero la idea esencial es que he MADURADO”, sentencia.

“Puedo admitir un montón de cosas pero me niego a admitir que mi matrimonio se acabó porque engañé a Liam. Él y yo hemos estado juntos durante casi una década. Y como he dicho antes y sigue siendo cierto, le amo y siempre lo haré", finalizó.