Tomada de Internet
El menor fue al estadio a todo menos a poner atención al juego

Messi robó las miradas en el duelo entre el Barcelona y el Betis pero no fue el futbolista sino su hijo.

El pequeño acompañó a su padre a la grada, mientras se recupera de la lesión y también estaba presente el uruguayo Luis Suárez.

Un disparo del Barcelona que tocó la red de la portería por la parte lateral provocó un efecto óptico que hizo que mucha gente coreara el gol cuando en realidad la pelota estaba fuera del arco.

Entre los despitados etaba el hijo de Messi que gritó el gol con mucha ilusión ante las risas de su padre y Luis Suárez- 

El momento se hizo viral en redes sociales y ya tiene millones de vistas. 

Al final del partido, el Barcelona terminó por imponerse 5-2 al Betis.

Óscar Morín

Comunicólogo por la UAdeC. Amante de los deportes con 10 años de experiencia en los medios.Se ha desempeñado como reportero y co-editor en la sección de deportes del periódico Vanguardia y actualmente es editor web en VanguardiaMX.